El precio de la vivienda y la precariedad laboral dificultan la emancipación de la juventud navarra

Dos de cada diez jóvenes están emancipados - Pagar un alquiler en solitario supone el 67,1% del sueldo neto

11.02.2020 | 00:54
Tasa de pobreza o exclusión social de jóvenes entre 16 y 34 años.

PAMPLONA – Dos de cada diez jóvenes navarros (el 21,4%) de entre 16 y 29 años está emancipada, según datos de Observatorio de Emancipación Juvenil del primer semestre de 2019, que también contiene algunos datos del 2018. Un dato que, aunque supone un 5,4% de aumento respecto al mismo periodo del año anterior, fue valorado como "negativo" por parte de Juan Gutiérrez, presidente del Consejo de la Juventud Navarra durante la rueda de prensa celebrada para presentar las conclusiones del Observatorio. También participaron el presidente del Consejo de la Juventud de España, Manuel Ramos; y el sociólogo a cargo del estudio, Joffre López.

Por su parte, este aumento no se ha producido del mismo modo en el grupo de jóvenes de 30 a 34 años, entre los que la tasa de emancipación ha descendido cinco puntos y se sitúa ahora en el 72,1%. Además, es mayor la proporción de mujeres que se independizan en comparación con la de los hombres.

alquiler en alza Salir del hogar familiar resulta más complicado para la juventud navarra. Según datos del informe, la renta media de la vivienda en Navarra se sitúa en los 648 euros mensuales, habiendo encarecido un 4,46% respecto al año anterior. Según el Observatorio, para asumir el pago del alquiler, una persona joven en solitario debería destinar mensualmente el 67,1% de su sueldo neto. Por su parte, compartir un piso supone un menor esfuerzo a nivel económico, ya que el porcentaje de coste de acceso desciende al 29,2% del sueldo mensual.

Por su parte en Pamplona, donde más se sitúa el alquiler juvenil, la renta media de alquiler un piso compartido se sitúa en 302,58 euros al mes, suponiendo el 31,35% del sueldo.

El precio de la vivienda en propiedad también aumentó en el primer semestre de 2019 con respecto al año mismo periodo del año pasado, en un 3,31%. Además de que muy pocas personas jóvenes cumplen con los requisitos previos exigidos para formalizar un préstamo hipotecario, para una persona joven asalariada el pago de la cuota hipotecaria requeriría una inversión mensual equivalente al 51,9% del salario.

Sin embargo, con los ingresos de un hogar joven no se superaría el umbral recomendado del 30%, ya que en la actualidad el coste de acceso a la vivienda en propiedad para un hogar joven ascendería hasta el 22,6% de sus ingresos.

Aun así, el alquiler sigue siendo la opción preferida de la juventud navarra, según el Observatorio. En 2018, un 22,9% de las personas jóvenes emancipadas en Navarra residía en una vivienda en propiedad pagada mediante un préstamo hipotecario, mientras que el 58,9% en una vivienda de alquiler.

Por otro lado, en 2018 los gastos asociados a los servicios y suministros de vivienda se abarataron un 3,04% con respecto al año anterior, pero aún así, suponían más del 10% de los ingresos disponibles en un hogar joven (11, 4%).

elevada temporalidad Navarra, con un 11%, es la Comunidad Autónoma con menor proporción de personas jóvenes desempleadas. Sin embargo, el Observatorio sugiere que la incorporación al mercado laboral se da en condiciones "precarias". Así, advierte de la "elevada temporalidad", que ha alcanzado el 60, 1% en el segundo trimestre de 2019.

Esta cuestión afecta en mayor medida a las mujeres jóvenes (64,4%) que a los hombres (56,2%). Además, en este periodo y de acuerdo con los datos del Sepe (Servicio Público de Empleo Estatal) el 95,2% de los contratos que se hicieron fueron de carácter temporal. Por otro lado, en lo que se refiere a población ocupada a tiempo completo se observa una brecha de casi trece puntos porcentuales entre hombres (83,6%) y mujeres (70,7%).

En cuanto al sueldo, la juventud navarra percibe de media un total de 11. 597,30 euros netos anuales de media, lo que supone una cantidad mensual de 966 euros.

APUNTES

Pobreza. Un 14,2% de las personas jóvenes se encuentra en situación de exclusión social en la Comunidad Foral. A pesar de ello, las mujeres jóvenes cuentan con un riesgo de encontrarse en situación de pobreza o exclusión social muy superior a la media, afectando al 21,3% de ellas.

Inactividad. La principal causa de inactividad laboral para la población entre 16 y 29 años en Navarra es la formación. Así pues, un 88,7% de las personas jóvenes navarras alegan estar cursando estudios, lo que supone un aumento de 16,83% del número de personas estudiantes. De hecho, en el mismo trimestre de 2018 un 83,3% se encontraban estudiando, 5,4 puntos porcentuales menos que en la actualidad.

Subocupación. La subocupación por insuficiencia de horas entre la población joven navarra ha aumentado en un 19,89%, con una subida de la tasa de emancipación de 1,5 puntos porcentuales entre el segundo trimestre de 2018 y el mismo periodo de 2019.

Más horas. Un 12,9% de personas ocupadas entre 16 y 29 años en Navarra desearía y estaría en condiciones de ampliar su jornada laboral de manera inmediata, algo menos que la media del conjunto estatal que se sitúa en el 14,5%.

Sobrecualificación. La probabilidad de que una persona joven se encuentre en situación de sobrecualificación en Navarra es inferior a la mayoría de las Comunidades Autónomas. Durante el último año, la sobrecualificación entre la población joven asalariada ha disminuido un 38,01%, de manera que su alcance es inferior a la media estatal (40,6% frente al 42,8%).

Población ocupada. Casi la totalidad de las personas jóvenes empleadas en Navarra, el 95,8%, lo hace por cuenta ajena. Entre las personas jóvenes que cuentan con un contrato a tiempo completo, resulta más frecuente en hombres que en mujeres: un 83,6% de los jóvenes navarros cuenta con un contrato a tiempo completo frente al 70,7% de las mujeres contratadas.

Contrataciones. De acuerdo con los datos del SEPE para el segundo trimestre de 2019 sobre nuevas contrataciones según tipologías de contratos efectuados a personas entre 16 y 29 años en Navarra durante el segundo trimestre de 2019, apenas el 4,8% de las contrataciones registradas fueron de carácter indefinido ya que prácticamente la totalidad, el 95,2%, fueron de carácter temporal.

Lo último Lo más leído