China impone a pacientes que podrían tener restos del virus nuevas cuarentenas

Muy pocos nuevos casos en China, fuera de Hubei, un mes después de que comenzasen las medidas preventivas

24.02.2020 | 00:19
Varias personas, en un hospital temporal en Wuhan.

Wuhan – Las autoridades médicas de la provincia china de Wuhan han comenzado a llamar a pacientes de coronavirus que originalmente habían recibido el alta tras constatar nuevos casos positivos entre ellos, lo que invita a pensar en que el periodo de incubación del virus es más largo del que se suponía o bien todavía son portadores de una versión extremadamente debilitada de la infección.

Así, algunos pacientes han tenido que regresar a los hospitales para atravesar otra cuarentena de 14 días bajo observación médica en zonas designadas, según ha informado el centro de control y tratamiento de coronavirus de la ciudad, epicentro de la epidemia.

Estas nuevas cuarentenas, informa el South China Morning Post, se produjeron después de que expertos médicos chinos advirtieran de que los pacientes recuperados aún pueden portar el virus y ser contagiosos.

Por ejemplo, un paciente que recibió el alta médica en la localidad de Chengdu el 10 de febrero fue readmitido en el hospital nueve días después, al dar positivo durante un nuevo chequeo.

"Puede ser que todavía haya virus o fragmentos de genes virales en los pacientes dados de alta", ha explicado el jefe del departamento de enfermedades infecciosas del Hospital 8 de Cantón, Cai Weiping. "Pero todavía no es seguro si son infecciosos. Este es un nuevo patógeno, y todavía no tenemos un proceso perfecto para entenderlo", añadió.

Los nuevos casos de coronavirus en China fuera de Hubei, foco de la infección, se redujeron ayer a 18, el menor número desde el inicio de la epidemia, justo cuando se cumplía un mes desde que se puso en cuarentena a la mayoría de esa provincia y a su capital Wuhan, donde la situación sigue siendo muy grave.

La Comisión Nacional de Salud informó de que en las últimas 24 horas hasta la medianoche del sábado se detectaron en toda China 648 nuevos infectados, 630 de ellos en Hubei, mientras que 97 personas murieron, solo una de ellas fuera de la provincia centro-oriental, en la ciudad sureña de Cantón.

En total los infectados por el virus en el país ascienden a 73.936 y los fallecidos a 2.442, concentrando Hubei cerca del 83% de los muertos y del 68 % de los contagiados.

Casos críticos El número de nuevos casos se mantiene por debajo de la barrera del millar de personas desde el pasado martes, mientras que cerca de una quinta parte de los pacientes confirmados se encuentran en estado crítico.

Los casos sospechosas de haber contraído el virus en todo el país se situaron en 4.148, el nivel más bajo desde hace un mes, en tanto que 22.888 pacientes se han recuperado de la enfermedad. Sin embargo, los 630 nuevos casos detectados en Hubei -541 de ellos en Wuhan- revierten la tendencia decreciente que se había observado en la provincia en los últimos cinco días.

Aunque los datos oficiales han perdido fiabilidad tras los cambios en los criterios para confirmar los casos de las últimas semanas, las cifras parecen apuntar a que la enfermedad empieza a remitir en el resto de China, aunque está lejos de hacerlo en la "zona cero".