Asesina a su mujer y su hija en Abanto y se atrinchera en un local de Portugalete

El asesino, de 60 años, fue detenido en la villa vizcaína tras más de dos horas de búsqueda por parte de la Ertzaintza

12.03.2020 | 00:54
Sanitarios de Osakidetza transportan en una camilla ala presunto asesino, tras ser hallado en mal estado en una lonja de Portugalete. Foto: Pablo Viñas

Abanto Zierbena/Portugalete – La dolorosa lista de crímenes machistas en la CAV inscribió ayer sus primeros dos nombres en Sanfuentes. En este barrio de Abanto Zierbena fueron hallados pasadas las 14.00 horas de ayer los cuerpos sin vida y con evidentes signos de violencia de una mujer de 56 años y su hija de 24. El hallazgo fue posible gracias al aviso de un hostelero de Santurtzi a quien, el presunto asesino, F. M. S. de 60 años, había confesado el crimen y había entregado las llaves de su hogar. Ante la confesión, el hostelero acudió de inmediato a las dependencias de la Ertzaintza para dar la voz de alarma. Los agentes que se personaron en el chalé de la urbanización Motellano de Sanfuentes en el que residía esta familia desde hace más de una década confirmaron el macabro hallazgo y, acto seguido, comenzó la búsqueda del presunto asesino. La pista a seguir era un Ford Mondeo negro en el que habría huido del lugar del crimen. En este sentido, la Policía autonómica inició la búsqueda de F. M. S., acudiendo a los locales en los que desarrollaba sus negocios inmobiliarios.

El primero de los rastreos se hizo en un local de la calle Juan XXIII de Santurtzi. Hasta allí acudieron más de una decena de agentes de la Ertzaintza, entre ellos algunos especializados en negociaciones e intervenciones con armas ante la posibilidad de que el presunto asesino estuviese atrincherado en el local y hasta tres ambulancias. La gente comenzó a acercarse una vez vio el cordón policial. "¿Qué es algo del coronavirus? Es que tanta ambulancia...". No tenía nada que ver con la enfermedad que acapara portadas y que es novedosa, sino con un viejo conocido para el que, de momento, no se ha encontrado cura siglos después; la violencia machista. Tras realizar el despliegue no encontraron a nadie en dicho local, por lo que trasladaron el operativo a otra lonja, situada en la céntrica calle Itsasalde, a pocos metros del primer local. Tampoco lo encontraron ante lo que acudieron a otras instalaciones en la que el presunto asesino desarrollaba sus negocios inmobiliarios en la calle José Miguel de Barandiarán. Tras no dar sus frutos los tres primeros registros, el operativo de la Ertzaintza puso rumbo a Portugalete.

Fue allí cuando, hacia las 16.00 horas, hallaron en la calle Avenida La Pastora el Ford Mondeo que la Policía autonómica estaba buscando, el automóvil en el que había huido el asesino confeso. Dicho hallazgo fue la antesala de la localización de F. M. S. tras más de dos horas de intensa búsqueda, Encontrado el coche, la comitiva de la Ertzaintza, en coordinación con la Policía Local de Portugalete, acudió a unos locales propiedad del presunto asesino en los que, al igual que en uno de los registrados en Santurtzi, se podía leer el anuncio de Se Venden Trasteros. Al entrar en el local, los agentes hallaron a F.M.S. semiinconsciente ya que, al parecer, habría ingerido una alta dosis de pastillas para tratar de acabar con su vida. Visto el estado en el que se encontraba el presunto asesino, acudió al lugar una ambulancia para, pasadas las 17.00 horas, trasladar a F.M.S, a un centro hospitalario, lugar donde, hasta que pueda prestar declaración, estará custodiado.

conmoción El truculentto suceso que acabó ayer con la vida de las dos mujeres –aún se desconoce el modus operandi del autor confeso– creo una gran conmoción en el municipio minero y especialmente en este pequeño barrio orillado a la N-634 de apenas do mil vecinos. "Estamos muy impresionados sobre todo porque la pareja era muy conocida porque solían alternar juntos por los bares del pueblo y no había motivos para sospechar que hubiera problemas de convivencia que pudieran desembocar en este desenlace. Ayer (por el martes) si es cierto que el estuvo solo pero eso no indica nada por lo que estamos muy sorprendidos por lo inesperado", señalaban varios vecinos del enclave.

La reacción popular e institucional ante este suceso no se hizo esperar y tendrá continuidad hoy con una concentración ciudadana –a las 19.00 horas– en la explanada del ayuntamiento abantoarra para denunciar la violencia machista. La junta de portavoces del Ayuntamiento de Abanto Zierbena manifestó su "más enérgica condena y rechazo hacia estos hechos y nuestra absoluta solidaridad y cercanía con sus familiares". La fuerzas políticas decretaron que la violencia contra las mujeres "es el símbolo más brutal de la desigualdad entre mujeres y hombres en nuestra sociedad y supone un serio atentado contra la dignidad e integridad física y moral de las mujeres y, en consecuencia, una grave e intolerable violación de los derechos humanos". Tras recordar que la responsabilidad ante esta lacra recae en "toda la sociedad" y solicitar a la población "tolerancia cero ante estas situaciones", convocó para esta tarde una concentración ciudadana de repulsa que ayer tuvo carácter multitudinario en la plaza Pilar Abin de Sanfuentes.

cronología

Mediodía

Confiesa el crimen. Hacia el mediodía, F.M.S., de años confiesa el crimen a un camarero. El hostelero acude a la Ertzaintza a dar la voz de alarma.

14.00 horas

hallan los cuerpos. Hacia las 14.00 horas, la Ertzaintza halla los cuerpos de dos mujeres de 56 y 24 años, mujer e hija del presunto asesino en su chalé de Sanfuentes.

14.30 horas

búsqueda. Comienzan la búsqueda del asesino. En primera instancia en tres locales de Santurtzi para, más tarde, trasladarse a Portugalete. Allí, encuentran el coche de F.M.S.

16.30 horas

atrincherado. Tras dos horas de búsqueda, hallan a F.M.S. en un local de la calle Almirante Cristóbal Mello de Portugalete. Estaba semiinconsciente por una alta dosis de pastillas.

2020

Ya son 18 mujeres asesinadas

Destacado. Con las muertes de las dos mujeres de Abanto, ya son 18 los asesinatos machistas pertrechados desde que comenzó el año. El recuento macabro comenzó el 6 de enero, cuando una madre y su hija fueron asesinadas por la expareja de la primera y padre de la menor en su domicilio barcelonés de Esplugus de Llobregat. El primer mes del año contempló otros seis asesinatos en Puertollano, Terrassa, La Puebla de Almuradiel, Caniles, A Pastoriza y Sant Joan Despí. En tres de estos crímenes los agresores se suicidaron tras cometer el crimen.

Durante el mes de febrero otras seis mujeres perdieron la vida a manos de sus parejas o exparejas. Los crímenes se cometieron en Gijón, Illora, Lugo, Moraira, Aznalcóllar y Fuenlabrada. Se da la circunstancia que los días 8 y 26 tuvieron lugar dos asesinatos.

Finalmente, en estos primeros once días de marzo sido asesinadas otras dos mujeres.