alerta sanitaria

Los Servicios Sociales de Base siguen abiertos en Navarra, pero la atención no presencial es prioritaria

Se restringen todo tipo de visitas en centros residenciales de personas mayores y de discapacidad

16.03.2020 | 01:43
La residencia de la Misericordia cerrada a los visitantes tras las restricciones. Foto: Javier Bergasa

pamplona – El Departamento de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra puso ayer en marcha una batería de medidas especiales para la prevención y contención del coronavirus en todos los centros que son de su competencia y los servicios que se prestan a través de los Servicios Sociales. Estas medidas, que tienen como objetivo "proteger a las personas más vulnerables que vivan solas, mayores o personas con discapacidad", se prolongarán durante al menos 15 días.

Por un lado, en los centros residenciales de personas mayores y de discapacidad, se restringen todo tipo de visitas, si bien se utilizarán los medios telemáticos disponibles que hagan posible la comunicación de las personas residentes con sus familias, explicó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

Los centros de día y estancias diurnas para personas mayores y centros de día para personas con discapacidad permanecerán cerrados. No obstante, en aquellos casos en los que atendiendo al grado de dependencia, del estado de salud o situación familiar, el cierre genere una situación de quebranto, el centro comunicará esta situación al Departamento de Derechos Sociales para que tome medidas y vele por su cuidado.

Los clubs de jubilados también deberán permanecer cerrados, así como los centros ocupacionales para personas con discapacidad.

Los Servicios Sociales de Base deberán permanecer abiertos aunque priorizarán la atención telefónica y telemática, y sólo atenderán presencialmente aquellos casos que no puedan ser resueltos por otras vías.

En estos centros de trabajo se establecerán las medidas de protección y prevención que ha previsto Salud Pública, como mantener la distancia de seguridad, desinfección de superficies y elementos de protección necesarios.

Cuando se den casos de "extraordinaria necesidad, situaciones de soledad o falta sobrevenida de recursos", las personas deben ponerse en contacto telefónico con los Servicios Sociales de su zona de referencia.

Por otra parte, el Departamento de Derechos Sociales se pondrá en contacto periódico con todas las personas usuarias del servicio telefónico de emergencia "para interesarse por su situación, velar por su bienestar y tomar medidas en caso de ser necesario".

llamamiento a la solidaridad Ante "la situación excepcional que estamos viviendo", el Departamento de Derechos Sociales apeló a "la solidaridad para hacer frente a situaciones tan diversas que las que se están generando". Además, añadió también que "nos consta que estas muestras de solidaridad ya se están dando en muchos pueblos y barrios de la geografía navarra, de muchas personas que se ofrecen a quienes más lo necesitan, apoyando a sus vecinos y vecinas mayores, ayudando a las familias con menores que deben buscar soluciones para atenderlos por el cierre de los centros educativos, cuidando a los cuidadores. Todo ello sin bajar la guardia y cumpliendo las recomendaciones de guardar las medidas de seguridad y distancia mínimas", resaltó el Ejecutivo foral en una nota.

Asimismo, el Departamento de Derechos Sociales agradeció "especialmente" a las personas que desempeñan su trabajo en los servicios sociales de base, centros residenciales de personas mayores y personas con discapacidad, entidades sociales y en general todos los servicios de atención social, "que tejen una red indispensable para atender día a día a las personas que atraviesan dificultades" y que "hoy son todavía más necesarias, por eso hemos de valorarlas y cuidarlas".