Medios y defensas

Los sonidos del silencio

15.04.2020 | 00:14

Insurgente.org ofrecía el 28 de marzo un texto editorial en el que podía leerse: "El senador colombiano Iván Cepeda rechazó este viernes el silencio en torno a los asesinatos de líderes sociales y excombatientes en los territorios, producto de la crisis sanitaria mundial por la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19". Es cierto, pues, que el periodista independiente todavía da voz a estos y otros desafíos en días de sobreinformación acerca de la pandemia global. Y, en este sentido, desde principios de abril, puede leerse en publico.es la noticia que sigue al titular "La compra de armas bate récords en marzo en EEUU por la crisis del coronavirus". Pero es Diana Carolina Alfonso quien hace referencia a tan triste situación desde el 3 de abril en Rebelión.org través de otro interesante trabajo, en el que puede leerse que el "pasado 24 de marzo" había sido "asesinada la lideresa feminista colombiana Carlota Salinas".

"Mientras en Argentina las residentes colombianas se sumaban a la campaña de los pañuelos blancos y militaban con los medios a mano por una perspectiva feminista de memoria histórica, en su país había sido baleada una de las máximas referencias del movimiento de mujeres de la Costa Caribe", se hacía saber en dicho artículo, en el que se añadía más información inquietante, pues, según "la denuncia presentada por la OFP, Carlota fue acribillada a las afueras de su hogar en el municipio de San Pablo (provincia de Córdoba)".

Política y asesinatos Gracias a ella, también sabemos que la Historia pone a cada siniestro político en su sitio: "San Pablo es considerado por los organismos de Derechos Humanos uno de los municipios más afectados por la guerra y con mayor número de víctimas por el conflicto armado. Durante los diálogos de paz entre el gobierno y la guerrilla de las FARC (2012-2016) la presencia de dicho movimiento insurgente en el municipio se disipó. Sin embargo, en la zona se presenta un aumento de la presencia paramilitar de ultraderecha y el rearme constante de grupos ilegales que el gobierno se niega en reconocer como parte de los históricos aparatos represivos del paramilitarismo, en los cuales estarían involucrados altos mandos del ejército y referentes políticos como el ex presidente Álvaro Uribe Vélez".

Dos días después, el domingo día 5, los distintos medios se hacían eco de otra noticia, la que El País publicaba tras el titular Dos muertos y cinco heridos por un ataque terrorista en Francia; había que viajar, sin embargo, hasta las orillas de eldiario.es para leer una entrevista de Neus Tomàs a Josep Ramoneda, donde el filósofo catalán aseguraba que "La historia demuestra que se sabe cuándo empiezan las restricciones de libertades pero no cuándo acaban". Para él, si la "manera en que los tecnócratas europeos lo están gestionando hace que parezcan de otro mundo", "Alemania algún día debería" recordar que "hubo un plan Marshall que la ayudó a salvarse y que se le perdonaron deudas muy importantes después de la Guerra".

El caso es que, hace ya medio siglo, Paul Simon y Art Garfunkel recordaban la importancia de Los sonidos del silencio y su peso, en estos días de vino agrio y rosas mustias, sigue siendo mayúsculo, pues Xicoténcatl firmaba el día 7 en Rebelión un artículo de opinión en el que aseguraba: "La tarde del lunes 30 de marzo de 2020 fue asesinada a balazos en la ciudad de Papantla, la periodista María Elena Ferral", trabajo en el que se recordaba algo más: que la víctima colaboraba "en el Diario de Xalapa y el Heraldo de Poza Rica" e incluso que "fue fundadora del portal Veracruz Quinto Poder". "La Red de Periodistas de Veracruz exige justicia pronta y expedita, investigación de las amenazas de muerte previas que María Elena había sufrido y denunciado y que los servidores públicos no desvirtuen los hechos o politicen la situación", concluía el trabajo.

¿Se cumplirán, al menos, dichos deseos? ¿Es realmente, la esperanza, algo difícil de perder?