El confinamiento erradica los robos en viviendas de Pamplona y causa un descenso del 85% en toda Navarra

Los Cuerpos policiales solo han recibido una docena de denuncias en el estado de alarma

19.04.2020 | 00:13
Toma de pruebas tras un allanamiento domiciliario.

PAMPLONA – El confinamiento de la mayoría de la población navarra y las restricciones de movilidad derivadas del COVID-19 han repercutido positivamente sobre la criminalidad, con descensos acusados en todos los delitos relacionados con el patrimonio, y más específicamente en la comisión de robos con fuerza en viviendas. Los principales Cuerpos policiales que operan en Navarra –Policía Foral, Policía Nacional y Guardia Civil y Policía Municipal de Pamplona– han visto como el número de asaltos a domicilios se ha reducido un 85% en el conjunto de toda la Comunidad Foral, ya que únicamente se ha tenido constancia de una docena de robos o tentativas de esta índole en el primer mes del estado de alarma –ninguno de los cuales ha ocurrido en la zona policial de Pamplona– en comparación con los 81 robos con fuerza contabilizados en el mismo periodo del año pasado.

Los responsables policiales de investigar este tipo de delitos coinciden en señalar que las cifras resultantes del primer mes del confinamiento serían "impensables en condiciones normales". "La implementación a partir del 15 de marzo de las restricciones a la libre circulación asociadas al estado de alarma ha conllevado una reducción clara y significativa en la incidencia de los robos con fuerza", afirma Jokin Martín, jefe de la Brigada de Delitos contra el Patrimonio de la Policía Foral, integrada en el Área de Investigación Criminal, que ha confeccionado un informe comparativo que recoge tanto delitos consumados como tentativas en las que habiéndose iniciado la actividad delictiva, se ha desistido, bien por no poder acceder al inmueble, bien por presencia policial o alerta de vecinos.

Dicho informe evidencia que en Pamplona no se ha producido un solo robo con fuerza en vivienda entre el 15 de marzo y el 12 de abril –fecha hasta la que se han contabilizado las denuncias–, mientras que en Tudela únicamente se han denunciado dos asaltos. Asimismo, se ha tenido constancia de robos perpetrados en Funes (2), Iza (1), Viana (1), Puente la Reina-Gares (1), Caparroso (1), Milagro (1), Olite (1), Corella (1) y Ribaforada (1). Este balance contrasta con las 81 denuncias por robos con fuerza en viviendas que se produjeron el año pasado en las mismas fechas en el conjunto de Navarra.

MÁS PRESIÓN EN ZONAS URBANAS Desde la Policía Foral explican que es "lógico que en Pamplona no se haya registrado ningún robo durante estas fechas, porque en zonas urbanas existe una mayor presión policial y también está la vigilancia que realizan los propios vecinos, lo que contribuye a dificultar las acciones delictivas", una afirmación con la que coincide el jefe del Grupo de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Navarra, quien confirma que "en Pamplona y en Tudela solo hemos tenido que atender una denuncia por un robo durante el estado de alarma: uno ocurrido en la capital ribera, mientras que el año pasado entre el 15 de marzo y el 15 abril recibimos un total de 24 denuncias, 23 de ellas en Pamplona y una en Tudela".

El 75% de la docena de robos con fuerza registrados durante el estado de alarma fueron cometidos en horario de tarde, es decir, a partir de las 14.00 horas, aunque la distribución es similar a lo largo del día, con el menor número de casos a media mañana. "Se trata de un patrón de conducta similar al habitual fuera del estado de alarma", apuntan desde la Policía Foral, desde donde añaden que "la mayor parte de los robos con fuerza en vivienda se producen en chalets o pareados, en urbanizaciones donde las posibilidades de ser vistos son menores debido a la mayor dispersión de las viviendas".

Además de haberse reducido los robos con fuerza en términos cuantitativos, entre la docena de asaltos contabilizados por la Policía Foral la práctica totalidad son de escasa entidad. "En Olite hubo un robo en una segunda vivienda, en la que robaron la depuradora y el robot de la piscina; en Ribaforada se llevaron varios sacos de cementos de una casa en construcción; en Iza hubo una tentativa en la que intentaron entrar a una vivienda por un almacén anexo, pero huyeron al darse cuenta de que había perros en el recinto; y en Funes, dos jóvenes conocidos fueron pillados in fraganti. Son robos cometidos por delincuentes autóctonos, que no causan grandes perjuicios a los afectados", destaca el responsable de la Brigada de Delitos contra el Patrimonio de la Policía Foral.

En este sentido, el jefe del Grupo de Robos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Policía Nacional, admite que los robos con fuerza en viviendas que causan alarma entre la población son aquellos perpetrados por "bandas itinerantes especializadas que se desplazan a Navarra desde otras comunidades autónomas y roban por oleadas, principalmente dinero en metálico y joyas. Con las actuales restricciones de movilidad, lo tienen mucho más difícil para actuar, como lo demuestra el hecho de que en Policía Nacional solo hayamos tenido una denuncia en Tudela y ninguna en Pamplona desde la declaración del estado de alarma". "Los propios ladrones también pueden tener miedo a contagiarse. Lo hemos visto en delincuentes de otra tipología estos días: también tienen sus entornos y familias que proteger", añade el jefe de la Brigada de Delitos contra las Personas de la Policía Foral.

atentos a un efecto rebote Los mandos policiales aseguran que el descenso de los robos con fuerza en viviendas "está siendo generalizado en toda España y lo previsible es que se mantenga durante el estado de alarma". Por ello advierten de un posible "efecto rebote" cuando acabe el confinamiento. "Es lógico pensar que si que hay muchas personas que viven de la delincuencia, que ahora no tiene ingresos, cuando las restricciones de movilidad aflojen, intentarán de nuevo delinquir. Tendremos que estar atentos a los datos para detectar que está pasando y dónde, para implementar todas las medidas de seguridad e investigación posibles para atajar una posible una oleada después de que se levante el estado de alarma".Desde la Policía Foral y la Policía Nacional admiten que los robos con fuerza que han sido denunciados durante el estado de alarma en Navarra "no han exigido grandes esfuerzos de investigación" y añaden que "otras operaciones iniciadas antes del confinamiento contra bandas itinerantes se encuentran en pausa".

UBICACIÓN GEOGRÁFICA

Robos en viviendas

ZONA POLICIAL ALSASUA

Iza1

Total1

ZONA POLICIAL ESTELLA

Viana1

Total1

ZONA POLICIAL PAMPLONA

Puente la Reina-Gares1

Total1

ZONA POLICIAL TAFALLA

Caparroso1

Funes2

Milagro1

Olite1

Total5

ZONA POLICIAL TUDELA

Corella1

Ribaforada1

Tudela2

Total4

TOTAL 12

Robos en comercios

ZONA POLICIAL ALSASUA

Irurtzun1

Total1

ZONA POLICIAL ESTELLA

Villatuerta1

Total1

ZONA POLICIAL PAMPLONA

Ansoáin1

Galar2

Pamplona2

Total5

ZONA POLICIAL TUDELA

Arguedas1

Total1

TOTAL 8

Robos en empresas

ZONA POLICIAL ELIZONDO

Goizueta1

Total1

ZONA POLICIAL PAMPLONA

Beriáin1

Berrioplano1

Total2

ZONA POLICIAL TUDELA

Ablitas1

Castejón1

Cintruénigo1

Tudela1

Valtierra2

Total6

TOTAL 9

LA CIFRA

-74%

ROBOS CON FUERZA

Los delitos de robo con fuerza en viviendas, comercios y empresas se han reducido una media del 74,66%, un dato que refleja la situación de confinamiento, en la que la mayor parte de las personas no pueden salir de sus domicilios, así como la restringida movilidad que impide que grupos itinerantes puedan desplazarse a lo largo de la geografía estatal.

"Las bandas itinerantes lo tienen mucho más difícil para moverse con el estado de alarma"

Jefe del grupo de robos

Policía Nacional

"Los propios ladrones pueden tener miedo a contagiarse: tienen familias que proteger"

JOKIN MARTÍN

Policía Foral