Los retos de la cadena agroalimentaria navarra tras el Covid

10.05.2020 | 18:43
Unas manzanas en su recipiente

PAMPLONA. El Clúster Agroalimentario de Navarra, Nagrifood, celebró este pasado jueves la segunda edición del webinar 'Reflexión estratégica de la cadena agroalimentaria frente al Covid-19', tras el interés mostrado por los socios del clúster en el webinar celebrado el pasado 17 de abril.

La cita telemática del jueves contó con las intervenciones de Félix Bariáin, presidente de UAGN; Liborio Oficialdegui, director General de Granja Los Alecos; Fermín Aldaz, director comercial de Florette; Iñaki Redín, director de Lacturale; Alex Peman, director general de Cárnicas Kiko; y Juan Francisco Trillo, director de Carrefour Pamplona.

Todos ellos indicaron que los nuevos hábitos de consumo, la salud, la trazabilidad y la digitalización del sector "serán los principales retos a los que se enfrentará la cadena agroalimentaria una vez se haya superado la actual crisis provocada por el coronavirus". Coincidieron, asimismo, que ese nuevo escenario estará "lleno de oportunidades e incertidumbres".

El encuentro virtual fue dirigido por la gerente de Nagrifood, Sandra Aguirre, y a él asistieron una amplia representación de sus asociados. Aguirre destacó el compromiso del clúster en "intentar que todos los eslabones de la cadena agroalimentaria colaboren para devolver la confianza del consumidor y adaptarnos a sus necesidades".

El director general de Granja Los Alecos, Liborio Oficialdegui, afirmó en este webinar que el impacto de la pandemia "está siendo desigual", siendo los sectores más afectados los que más se comercializan por el canal HORECA, como el ovino, vacuno o porcino.

Expuso que "en las últimas semanas la situación global ha desajustado mucho el sector", debido en parte a cómo está afectando el coronavirus en Estados Unidos. "España es un país eminentemente exportador de porcino blanco, exportamos un 50%, nuestro competidor natural es EEUU y el mercado a fecha de hoy que más nos demanda este producto es China", explicó. Por ello, la situación en Estados Unidos ha generado "una situación coyuntural que desajusta el sector del porcino blanco".

Por su parte, Félix Bariáin, presidente de UAGN, aseguró que en el sector cárnico "el mayor impacto lo ha sufrido el ovino, el ganado de lidia, así como la sobreoferta actual del pollo, en contraste con el aumento del consumo del huevos en las últimas semanas".

En agricultura, destacó la situación "delicada" del sector vitivinícola en contraposición con la subida del sector hortofrutícola, especialmente en el consumo de conservas y legumbres, y el sector del cereal que "se mantiene estable", siendo "el colchón refugio para algunos de nuestros agricultores". Como nota positiva, Bariáin recordó que hace unas semanas "los agricultores estaban manifestándose por los precios en las calles de Pamplona, y ahora se nos ha puesto en el mapa a los productores, viéndonos como un sector esencial que hay que cuidar".

CAMBIO EN LA ALIMENTACIÓN. El director comercial de Florette, Fermín Aldaz, destacó que la industria agroalimentaria "no está perdiendo volumen pero sí valor debido a dos factores: la caída en la venta en hostelería y el cambio en la alimentación, ya que hay un freno en productos de mayor valor añadido como el convenience".

Afirmó que el sector ha respondido "de manera responsable, con una cadena de suministro que se ha volcado en cumplir con el abastecimiento y trabajando en un clima de absoluta colaboración y agilidad en la toma de decisiones" y en el que "prima la seguridad de los trabajadores, clientes y consumidores".

Iñaki Redín, director de Lacturale, afirmó que los consumidores "están apostando por productos saludables y de cercanía", y por esto han experimentado un "crecimiento muy grande en ventas".

El director gerente de Cárnicas Kiko, Alex Peman, señaló que muchas empresas agroalimentarias "están expuestas al canal Horeca", cuya situación es "dramática" pero que "no sólo afecta al establecimiento en sí, sino también a los productores y distribuidores, que se encuentran en la misma situación". Expuso que en la parte de elaborados han experimentado "una bajada del 95% de la facturación, lo que pone en jaque a cualquier empresa".

En este sentido, indicó que las empresas dependientes del canal Horeca se enfrentan a "una tensión de tesorería muy importante provocada por la paralización de los pagos de los clientes, la acumulación de estocajes que estaban preparándose para la campaña de Semana Santa, y una bajada de ingresos con una sobre-estructura de gastos fijos y de personal, al que se le suma el gasto en equipos de seguridad". En este sentido, lamentó que "no existiera un criterio más profundo a la hora de denegar o conceder los ERTES" y vio necesario "analizar la situación de cada empresa y cómo les afecta la situación".

Finalmente Juan Francisco Trillo, director de Carrefour Pamplona, comentó que desde el inicio del confinamiento han asistido a una serie de fases relacionadas con el comportamiento del consumidor. En la fase inicial se adquirían los productos de primera necesidad, la segunda fue una "fase gourmet", en la que "el consumidor suplía la salida a un restaurante por el consumo en casa de otro tipo de comida como cervezas especiales, carnes nobles o pescados"; y por último, una fase de ocio y tiempo en familia, en la que "se experimentó el auge de todo lo relacionado con la repostería".

Asimismo, afirmó que hay una serie de hábitos del consumidor que en su opinión se van a mantener una vez terminado el confinamiento, como la compra online o la adquisición de productos de higiene como los desinfectantes para la ropa. Respecto al nivel económico, opinó que el consumidor "hará una compra más reflexiva" aunque consideró que "la compra del producto regional de la zona se va a mantener", debido a que el consumidor "busca promocionar una venta local y la trazabilidad de los productos se va a volver algo fundamental".