La Coordinadora de ONGD de Navarra alerta de los efectos de la COVID-19 en países del Sur

Destaca la "importancia de la solidaridad entre los pueblos" y de la cooperación para mejorar la situación en estos países

19.05.2020 | 13:39
Mujeres palestinas elaborando pastas en Gaza.

La Coordinadora de ONGD de Navarra ha mostrado su preocupación por la situación que atraviesan los países del Sur como consecuencia de la crisis sanitaria causada por la COVID-19, por lo que ha decidido realizar, en colaboración con entidades de cada país, informes mensuales para abordar los efectos.

En concreto, los países analizados bajo la iniciativa #COVIDTestigosdelSur son Bolivia, Costa de Marfil, El Salvador, franja de Gaza y Cisjordania, Guatemala, Jordania, Líbano, Mozambique, Níger, Perú y Siria.

Celia Pinedo, presidenta de la Coordinadora de ONGD de Navarra, ha señalado algunas de las dificultades que existen "para acceder a información, por lo que se ha comenzado a recabar información de estos países" de la mano de 7 ONGD y otras 13 entidades en cada país.

Así se ha constatado que en países como Níger existen actualmente dificultades para hacer llegar la ayuda humanitaria "necesaria para las poblaciones más vulnerables, especialmente personas refugiadas y desplazadas".

Además, en este país se prevé aumento de la violencia y "de la explotación sexual, matrimonios precoces y forzados", lo que acarreará un aumento de las desigualdades de género existentes.

En países de América Latina, ha destacado la situación de Bolivia, donde el 60% de las personas viven en economía informal por lo que "quedan desprotegidos del sistema de bonos para la población".

También en El Salvador han detectado un incremento de la violencia en general "por las maras, y de la violencia de género y los feminicidios", y además las medidas de confinamiento en el país son obligatorias y recogen "medidas de excepción para usar la fuerza con las personas que no justifiquen su estancia en la calle".

En la Franja de Gaza, Siria, Jordania y Líbano "hay un toque de queda" por el coronavirus que ha agravado "una situación de vulnerabilidad extrema y de dependencia de la ayuda humanitaria para su supervivencia" que ya arrastraban.

En concreto, Amaya Campión, coordinadora de la CONGD de Navarra, ha señalado que en la Franja de Gaza hay una "situación de escasez crítica especialmente por el bloqueo israelí", al tiempo que la población refugiada está agravando su situación de supervivencia.

También ocurre con la situación de los palestinos en otros países como el Líbano ya que la población refugiada de Palestina, que llega al medio millón, "se enfrenta a una situación especialmente difícil dentro de Líbano, ya que no se les reconocen derechos humanos básicos", ha alertado.

Y por ello ha destacado la "importancia de la solidaridad entre los pueblos" en estos momentos y de la cooperación para mejorar la situación en estos países.