alerta sanitaria

Unas 400 personas fueron trasladadas de hospitales y residencias a otros edificios

Solo 7 pacientes permanecen en el convento de las Esclavas de Cristo Rey

29.05.2020 | 00:25

tudela – Alrededor de 400 personas fueron trasladadas, a lo largo de estos dos meses, por los departamentos de Salud y Servicios Sociales del Gobierno de Navarra desde hospitales o residencias a edificios con otros usos para una mejor atención durante el pasado confinamiento con motivo de la pandemia de covid-19. De todos ellos son muy pocos los que quedan en la actualidad aún desplazados, siete pacientes en las Esclavas de Cristo Rey de Burlada y seis en la residencia Félix Garrido de Sarriguren. Fuera de estas cifras habría que señalar los 40 profesionales del sector sanitario que siguen yendo a dormir al Hotel Albret de Pamplona por problemas de movilidad o por temer poner en riesgo a su familia.

De estas 400 personas, 180 fueron movilizadas por el departamento de Servicios Sociales en el pico de la pandemia a diferentes residencias como la de Lekároz (para residentes que habían dado negativo), el Balneario de Fitero o Félix Garrido, que, a su vez, procedían de 11 centros diferentes de toda la Comunidad Foral. Habría que añadir también las 9 personas que acogió Fuerte Príncipe y las gestiones que realizaron con el Hotel San Fermín de Burlada para el traslado de diversas personas procedentes de las residencias de la Real Casa de la Misericordia de Pamplona y de Tafalla que eran negativos en covid-19.

Con respecto a los trasladados por el departamento de Salud, se emplearon varios hoteles como Iruña Park (116), Bed4U de Tudela (20) o el Maissonave (17) para médicos contagiados además de otros edificios como el convento de las Esclavas de Cristo Rey de Burlada (47). Todas ellas suman alrededor de 200.

En estos traslados también fue necesario reubicar a los residentes del centro Félix Garrido que fueron alojados durante todo este tiempo en el hotel Iruña Park.

Por último, dentro del recuento habría que tener en cuenta a los 122 profesinales sanitarios que en todo este tiempo se distribueron entre los hoteles Tres Reyes, Blanca de Navarra y Albret de Pamplona durante el período más duro de la pandemia y de los que ahora quedan unos 40 en Albret.

numerosos establecimientos El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) habilitó los pasados 27, 29 y 31 de marzo, mediante respectivas ordenes forales de la consejera de Salud, primero los hoteles Iruña Park, El Toro y la residencia Esclavas de Cristo Rey; seguidamente Maisonnave, y por último al Hotel Bed4u de Tudela para su uso sanitario en los que asistir a pacientes positivos por covid-19.

Asimismo, el 29 de marzo, adecuó los hoteles Tres Reyes, Albret, Blanca de Navarra y Sancho Ramírez para alojamiento del personal del sistema sanitario de Navarra (público y privado). A día de hoy, continúan habilitados como estos recueros intermedios la residencia Esclavas de Cristo Rey, en Burlada, para acoger a toda la población que por la infección covid-19, que no haya podido hacer el aislamiento en su domicilio, y el Hotel Albret que sirve de alojamiento para facilitar el descanso de personal sanitario con problemas de movilidad o evitar posibles contagios en su domicilio.

El resto de hoteles y estancias han ido recuperando su función habitual ya que han podido reanudar su actividad habitual aunque con las restricciones que se han establecido.

Igualmente fueron varios los establecimientos hosteleros que se ofrecieron pero cuya adecuación no fue finalmente ncecesaria como fue el caso de El Toro o de Sancho Ramírez, al igual que el hotel Villa de castejón en la Ribera que, finalmente, si se habilitó como lugar de parada y descanso para todo el sector del transporte durante la etapa más dura del confinamiento.

"Hemos sido como una gran familia de residentes, personal y vecinos de Fitero"

olga cuairán

Directora Balneario de Fitero

"A día de hoy, el hotel Albret facilita el descanso a 40 profesionales del sector sanitario"

departamento de salud

noticias de noticiasdenavarra