Piden reabrir el caso por la muerte de un joven en un centro de menores

El fallecido, que no opuso resistencia, fue inmovilizado por cinco guardias de seguridad

11.06.2020 | 01:18

almería – La familia de Ilyas T., el joven marroquí de 18 años que falleció en el centro de menores Tierras de Oria del municipio almeriense de Oria, ha recurrido el sobreseimiento y archivo de la causa al entender que existen indicios suficientes de la comisión de un delito de homicidio.

El Juzgado de Purchena (Almería) abrió una investigación para esclarecer las circunstancias en las que se produjo la muerte del joven el 1 de julio del año pasado tras ser inmovilizado por trabajadores del centro de menores.

El pasado mes de enero el Juzgado archivó la causa, al entender que no había indicios de responsabilidades penales por parte de los trabajadores investigados por la muerte de Ilyas T.

El abogado de la familia del joven ha presentado un recurso de apelación contra el auto de archivo del Juzgado de Purchena, en el que afirma que la instrucción de la causa "quedó circunscrita a la verificación de la correcta aplicación del protocolo de contención".

protocolos oficiales Subraya que la instructora "no ha tenido en consideración ni lo mantenido por el médico forense ni lo establecido en los protocolos oficiales y directrices de organismos públicos, sino que se ha basado únicamente en el protocolo existente en el centro de menores en dicho momento". Un protocolo que, subraya el abogado, ha sido "realizado por la empresa privada que gestiona el centro".

Asimismo, sostiene que no ha sido posible plantear a los investigados diferentes cuestiones como si antes de aplicar este protocolo se dio opción al fallecido a "calmarse" o si se trabajó con él el tiempo suficiente para evitar la "contención mecánica prolongada", o si se plantearon otras medidas "menos gravosas".

Además, mantiene que la medida de contención mecánica prolongada "fue aplicada con vulneración total y flagrante de los protocolos y directrices oficiales, ya que se realizó colocando a Ilyas boca abajo, cuando esta posición es muy peligrosa, y el informe del médico forense indica que pudo ser una de las causas que concurrieron al fatal desenlace".

Un vídeo publicado por El País muestra cómo cinco guardias de seguridad reducen al joven, que no opone ninguna resistencia, ante la mirada de un responsable del centro.