Inquietud en Ordizia: "Se veía venir"

Esperan realizar entre 500 y 700 pruebas este lunes

06.07.2020 | 14:33
Vecinos de Ordizia hacen cola para realizarse las pruebas PCR.

"Se veía venir". Es uno de los comentarios más repetidos este lunes en Ordizia entre las decenas de personas que hacían cola a lo largo de la calle Etxezarreta, epicentro del brote de covid-19 detectado en la localidad guipuzcoana, para pedir cita o hacerse la prueba PCR que les confirme si están libres o no de coronavirus.

La consejera de Salud, Nekane Murga, que ha acudido a primeras horas de la mañana a la localidad, ha confirmado que durante este fin de semana se han detectado siete positivos y se han realizado pruebas a sus contactos estrechos.

Cuatro carpas instaladas junto al ambulatorio, situado precisamente frente al bar Sarri, el primero que cerró el pasado sábado sus puertas al detectarse que era el único vínculo entre varias personas que habían dado positivo en covid-19, acogen a los sanitarios que realizan las pruebas a todo aquel que haya pasado por los bares de la calle Etxezarreta desde el 27 de junio.

Los técnicos sanitarios realizan 4 test PCR cada cinco minutos, por lo que este lunes se podría alcanzar la cifra de 500 y 700 pruebas, según el Departamento de Salud, que espera confirmar por la tarde si ha habido transmisión comunitaria.

Personas de todas las edades, la mayoría con mascarilla, una protección que, al menos los jóvenes, prácticamente no llevaban en esta villa del Goierri hasta ahora, se han acercado a las instalaciones preparadas por Osakidetza para hacerse los test.

Entre ellos han estado Angel y Natale, de 28 y 18 años, que consideran que lo que ha ocurrido "se veía venir", pero afirman que ésta no es una situación exclusiva de Ordizia, ya que ellos mismos han comprobado en otros establecimientos de "Donostia y Hondarribia", por ejemplo, afluencias de gente similar a las que se registran en la calle Etxezarreta, una de las más concurridas de la localidad.

Creen además que también "deberían cerrarse los establecimientos de la calle de arriba" ya que ambas vías forman parte del recorrido de bares que acostumbran a frecuentar los jóvenes de la localidad.

"Se nos ha olvidado muy pronto que hemos estado dos meses metidos en casa y tenemos todos muchas ganas de salir, pero no es una cosa que se produzca solo aquí", remarca Angel.

"La situación es la misma en todas partes", reconocen estos jóvenes, que contrastan estas actitudes con las que han percibido, mediante "amigos que viven en Madrid" que aseguran que "no salen de casa sin mascarilla".

Reconocen su inquietud ante la posibilidad de dar positivo en SARS-CoV-2 y haber podido contagiar a familiares o cercanos que están entre los grupos de riesgo, ya que ambos estuvieron el sábado en uno de los establecimientos clausurados.

En el mismo sentido se manifiesta otro vecino, de más edad, que confiesa a los medios de comunicación su "inquietud" ante lo ocurrido minutos después de haberse realizado los test.

"Nadie nos esperábamos esto. La gente no es consciente de que tiene que utilizar la mascarilla, pero cuando ha llegado esto nos hemos dado cuenta de que nos teníamos que ponerla", asegura.

Los jóvenes "tienen que concienciarse" de que esto "no es por ellos sino por el bien de todos", asegura. "Parece que ahora se han convencido, ya veremos cuánto tiempo dura", apostilla

El brote ha alterado también el programa electoral de EH Bildu, que ha anulado el mitin que tenía previsto realizar el miércoles en esta villa guipuzcoana.