Los termómetros dan un respiro el fin de semana tras dos días a 40 grados

Las máximas se desploman más de 10º y hoy rondarán los 30º

01.08.2020 | 00:02
Un grupo de chavales se refresca jugando a lanzarse cubazos de agua.

pamplona – La ola de calor que ha sufrido la Comunidad Foral durante estos días, con temperaturas superiores a 40 grados, comenzó a despedirse por la tarde-noche. Si bien el jueves la vertiente cantábrica se llevó la peor parte, ayer tuvieron un respiro con el desplome de las temperaturas, que no se dejó notar mucho en el resto de Navarra. Así, la temperatura máxima registrada en Bera descendió desde los 41,4º, la más alta del territorio, hasta los 29,5º, mientras que en Tudela incluso subió, de los 37,7 de la jornada anterior a los 38,8 grados.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), ayer no se superaron los 40 grados en ningún punto del territorio navarro. La temperatura máxima en el día se registró en las Bardenas Reales, con 39,9º, seguidas de Pamplona, con 38,6. En la localidad de Cáseda tuvieron la misma máxima que en la capital de la comunidad, mientras que en Larraga se quedaron en 37,2º. Mientras, las temperaturas máximas en el norte y la zona de montaña de la Comunidad Foral calleron. Tras rozar los 40, e incluso superarlos, en gran parte de la zona norte en la jornada del jueves, ayer Irurita no subió por encima de los 32,5, mientras que en Areso y Valcarlos apenas superaron los 30.

Las temperaturas fueron descendiendo a lo largo de la tarde en la mayoría del territorio, aunque en la parte sur se hizo esperar el descenso hasta los últimos rayos de sol. Para las 20 horas apenas superaban los 25º en el norte, mientras la Ribera continuaba bajo un calor abrasador.

Previsión El Gobierno de Navarra prevé para hoy un descenso de las temperaturas, siendo notable y extraordinario en el caso de las máximas. En Pamplona no se superarán los 27 grados y en Estella no pasarán de los 28. Las mínimas en ambas ciudades se quedarán en 16º. En cuanto a Tudela, las temperaturas oscilarán entre los 16 y 31 grados, misma máxima que en el Valle del Roncal, aunque aquí las mínimas no superarán los 12º. Se prevén precipitaciones débiles y dispersas en la vertiente cantábrica, sin descartar chubascos por la tarde en el Pirineo y alguna tormenta ocasional. Mañana domingo las temperaturas continuarán descendiendo.