Bertiz afirma que este año han caído varios árboles por sequedad y vejez del bosque

Los responsables del parque natural atribuyen a "la mala suerte" la caída de un árbol el pasado jueves que hirió a una vecina de Zizur en la Regata del Suspiro

30.08.2020 | 01:47
Una mujer recorre una de las sendas cercanas al lugar donde cayó un árbol el pasado jueves.

pamplona – El jueves por la tarde, una vecina de Zizur resultó herida en el bosque del Parque Natural de Bertiz, al golpearle la rama de un árbol que cayó cuando paseaba por la zona conocida como la regata del Suspiro. Tras el accidente, los bomberos del parque de Oronoz-Mugaire y el equipo médico del centro de Doneztebe se personaron en el lugar, y tras un primer reconocimiento, apreciaron una fuerte contusión torácica, así como una herida en la cabeza y diversas contusiones. Inmediatamente fue evacuada en un helicóptero medicalizado al Complejo Hospitalario de Navarra.

Desde el Parque Natural de Bertiz aseguran que el accidente se debió "a la mala suerte". Josune Ibarra, una de las responsables de Bertiz, asegura que el hecho de que los árboles caigan es algo "relativamente habitual" en el amplio bosque de Bertiz. "Se trata de un bosque muy antiguo, donde hay miles de árboles, y cada año caen unos cuantos". Este mismo año han sido muchos los árboles caídos en diferentes bosques, ya sea por el viento, o porque están secos, debido a la escasez de lluvia.

En el caso particular del bosque del Señorío de Bertiz, recordaba Ibarra, "es un bosque antiguo, con muchos ejemplares viejos, que siguen su evolución natural, por expreso mandato de los últimos dueños del Señorío, Pedro Ciga y Dorotea Fernández, que lo adquirieron en 1898, construyendo la pista de acceso al monte Aizkolegi en cuya cima construyó una segunda residencia hoy en desuso. Además, aplicaron a todo el Señorío una gestión con objetivos de recuperación del bosque, que se había perdido por zonas, y de conservación de la naturaleza propia del valle. En 1949 Don Pedro Ciga legó por testamento de puño y letra el Señorío a Navarra y en su nombre a la Diputación Foral, con la exigencia de conservarlo sin variar sus características naturales, por lo que el bosque sigue su evolución natural.

MUCHO PESO EN LA COPA En el caso del árbol que hirió a la vecina de Zizur, según constataron los equipos de asistencia, se trataba de un ejemplar seco, que había cogido mucho peso en la copa, y desgraciadamente, "como los últimos meses ha llovido poco, las raíces del árbol estaban muy debilitadas, por lo que no pudieron aguantar el peso acumulado en la copa". Según Ibarra, es un caso de "muy mala suerte", más si cabe el jueves, pues "no había nada de viento, por lo que la caída de árboles era mucho menos previsible". En este sentido, los responsables del parque cada día analizan las previsiones meteorológicas, y si hay riesgo de viento avisan a los visitantes en carteles, para extremar precauciones.

los detalles

El jueves, una mujer herida al ser golpeada por un árbol en su caída. Una vecina de Zizur de 56 años resultó herida con pronóstico reservado el pasado jueves cuando realizaba una ruta por la Regata del Suspiro, a 4 kilómetros del palacio. Sufrió una contusión torácica fuerte y un traumatismo craneal y tuvo que ser evacuada en helicóptero por los servicios de bomberos, que tuvieron muy difícil el acceso al lugar.Raíces débiles y gran peso en la copa del ejemplar. Los responsables del señorío afirmaron que el ejemplar que se derrumbó el jueves y que hirió a una vecina de Zizur estaba seco, con las raíces debilitadas y que había cogido mucho peso en la copa precisamente por la falta de lluvias. Uno y otro factor hicieron que el árbol cayera.

"Es un bosque antiguo, con muchos ejemplares viejos, que siguen su evolución natural por deseo de Pedro Ciga"

josune ibarra Señorío de Bértiz

noticias de noticiasdenavarra