La demanda de comedor escolar en Navarra cae más de un 40% por la incertidumbre ante el comienzo del nuevo curso

Las empresas achacan el descenso al temor de padres y madres y al establecimiento de la jornada continua

03.09.2020 | 00:55
Varios niños en un comedor escolar.

La bajada también implicará recortes en personal cuidador y de cocina

Pamplona – La incertidumbre ante el inicio del curso más atípico, motivado por la pandemia de la covid-19, ha provocado que la demanda del servicio de comedor escolar en los centros navarros haya descendido más de un 40% con respecto al año pasado. Detrás de esta caída en el número de alumnos está el miedo de muchos padres y madres a que sus hijos puedan contagiarse en las aulas y por ello minimizarán al máximo su estancia en el centro, pero no es la única causa. El aumento del desempleo –incluso el teletrabajo– hace que muchos progenitores puedan hacerse cargo de sus hijos a mediodía, además de suponer un coste adicional en momentos difíciles.

Asimismo, el establecimiento de la jornada continua en todos los centros también es un factor que favorece que el alumnado no se quede en los comedores, una situación que se viene arrastrando desde antes de la pandemia, cuando la incorporación de la jornada continua en muchos centros supuso recortes de personal cuidador.

Así lo explicaron, en declaraciones a este periódico, Abilio Lacal, gerente de la empresa de catering Gourmet Food, y Mariví Maeztu, gestora de centros escolares de Ausolan, que esperaron que conforme vaya avanzando el curso, y si la situación se estabiliza, "se incrementen los alumnos que acuden a los comedores". "Los padres tienen miedo y es algo normal, muchos están esperando a ver cómo avanza todo. Yo creo que si las cosas se hacen bien y la situación no empeora se irán apuntando más niños", apuntó Lacal.

A esa incertidumbre habría que añadir el aumento del desempleo en muchas familias y la jornada continua en todos los centros. "En las escuelas en las que ya tenían solo horario de mañana no va a afectar tanto, pero en los colegios que daban clases por la tarde sí que va a ver una disminución por este factor", comentó el responsable de Gourmet Food, empresa de catering que el año pasado atendía a unos 3.000 escolares en todo Navarra.

Reducción de personal En la misma línea se pronunció Mariví Maeztu, de Ausolan, que incidió en que todavía están recogiendo matrículas del alumnado, "porque todo está yendo muy tarde y los padres y madres están esperando a última hora". En cualquier caso, ya adelantó que el descenso en la demanda del servicio de comedor va a ser "muy importante", en torno al 50%. Maeztu achacó esta bajada de la demanda del servicio de comedor al temor de los padres y madres y, en especial, al establecimiento de la jornada continua en todos los centros. "En los centros que en los últimos años ya habían adoptado la jornada continua el descenso de demanda era entre el 25% y el 30%. Ahora se suman los efectos de la pandemia para llegar a esa caída del 50%", sostuvo Maeztu, que añadió que esta situación ha provocado en los últimos años recortes de personal tanto de cuidadores como de cocina.

De hecho, el descenso de las solicitudes del servicio de comedor ya era una tendencia en Navarra antes de la pandemia de la covid-19. En los últimos años, muchos centros han ido adoptando paulatinamente la jornada continua, lo que había provocado un descenso de la demanda de comedor y el consiguiente recorte de personal, tanto del servicio de catering como cuidadores.

En este contexto, el colectivo de cuidadores de comedor denunció en enero de este año la precarización del sector, en el que el personal se había reducido un 15%. Ahora, la jornada continua se ha establecido para todos los centros por lo que las empresas de catering prevén también recortes de personal.

Por otra parte, la responsable de Ausolan recordó que este año los alumnos no pueden demandar el servicio de comedor para días sueltos: "Tenemos que asegurarnos que se cumplen los grupos de convivencia y que no se crucen entre ellos, algo que no se puede garantizar si un niño aparece solo algunos días". En concreto, Ausolan gestionaba el año pasado unos 100 centros en todo Navarra, lo que suponía unos 13.000 alumnos que usaban el comedor, que ahora prevén que pasarán a ser la mitad.

Comedores

Escenario 1. Se zonificará el espacio según los grupos estables que se hayan organizado y, en caso de ser necesario, se determinarán diferentes turnos. En caso de falta de espacio, la selección de comensales se hará según este orden de prelación:

–1º: en los comedores comarcales, el alumnado transportado que tiene derecho a comedor.

–2º: el alumnado de familias económicamente desfavorecidas.

–3º: el alumnado cuyos padres justifiquen la imposibilidad de hacerse cargo por motivos laborales.

–4º: el alumnado de Infantil.

–5º: el resto del alumnado ordenado por franja de edad.

Escenario 2. Se podrán utilizar las propias aulas para comer. La comida caliente se servirá mediante la utilización de carros calientes con bandejas. Además, en el comedor se dispondrá de material de balizamiento y/o separación.

Escenario 3. Queda suspendido el servicio de comedor. No obstante, las familias económicamente desfavorecidas con ayuda de comedor podrán recoger en el centro el correspondiente menú.

Escenario 4. Cierre del centro.