“Hubo una bajada de casos en marzo y ahora se dan las cifras habituales”

La Policía Foral refleja que en el estado de Alarma hubo menos casos al no poderse ver las parejas separadas

06.09.2020 | 00:40

PAMPLONa – El jefe de la división de la Policía Judicial de la Policía Foral, Jesús Solabre, conoce de las últimas estadísticas de denuncias de violencia de género en Navarra y aborda la realidad de esta lacra. Solabre apunta que "se notó una bajada en las denuncias recogidas en la Policía Foral por violencia contra la mujer en los meses de marzo y abril y actualmente estamos en los mismos números que a principios de año. Esto puede ser debido a muchas causas, pero una importante a tener en cuenta es el hecho de que un elevado número de casos de violencia contra la mujer es ejercida por la expareja, con lo cual, estando en vigor el confinamiento, se dificultaba el contacto entre la mujer y su expareja al no compartir el mismo domicilio".

Preguntado si sobre las denuncias efectuadas una vez que ha llegado la nueva normalidad se ha observado situaciones de más relevancia, Solabre afirma que "no se ha detectado mayor violencia o gravedad una vez pasado el estado de alarma, prueba de ello es que el número de casos en los distintos niveles de riesgo (no apreciado, bajo, medio, alto y extremo), se mantienen relativamente constantes a lo largo del año. En concreto, en julio había 9 casos de riesgo alto y ninguno extremo, de los 1.091 casos activos", afirmó. El especialista de la Policía Foral explicó que "hay que tener en cuenta que la violencia de género, sobre todo cuando es ejercida por la pareja, tiene diferentes niveles y formas. Suele empezar con violencia psíquica, va subiendo en intensidad y en muchos casos evoluciona a violencia física. Estos tipos de violencia se prolongan a lo largo del tiempo (meses, incluso años). Las mujeres, por distintos factores, la asumen en silencio al principio, pero, en un momento dado (a raíz de una agresión, etc.) deciden dar el paso y denunciar. Por esto, una cosa es la fecha en que se recoge la denuncia y otra, la fecha en la que ocurrieron los hechos".

Solabre recuerda que en las denuncias por violencia de género es importante reflejar todos los episodios de violencia que ha sufrido la mujer a lo largo de su vida, no solo el último acontecimiento que ha provocado dar el paso de interponer la denuncia. "Teniendo esto en cuenta, todos los meses recogemos alguna denuncia por hechos que se vienen sucediendo a lo largo del tiempo y no se observa en las denuncias recogidas en junio o julio un aumento significativo de denuncias por hechos ocurridos durante el confinamiento", finaliza.