Se elevan a 2.308 los escolares navarros confinados por covid-19, el 3,6% del total

El viernes empezarán a salir del confinamiento los primeros grupos aislados con el inicio del curso escolar

16.09.2020 | 13:22
Dos alumnos esperando entrar a clase

Dieciocho centros educativos navarros de las redes pública y concertada se han visto afectados en las últimas 24 horas por el confinamiento de un total de 21 aulas escolares debido a casos positivos de coronavirus en su alumnado. Estos nuevos aislamientos afectan a 461 alumnos, que deberán permanecer en sus domicilios durante los próximos diez días.

El porcentaje de alumnado confinado de los ciclos de educación Infantil y Primaria respecto al total de ambos ciclos es actualmente de un 3,60%. En estos momentos y en términos absolutos hay 2.308 alumnos y alumnas confinados. Pertenecen a 111 grupos estables de convivencia que son un 3,15% del total de grupos de Infantil y Primaria existentes en las redes educativas pública y concertada.

POR COLEGIOS


Por centros, los nuevos confinamientos afectan a 19 alumnos de tercero de primaria del colegio Príncipe de Viana de Olite; 24 escolares de cuarto de Primaria del colegio Ermitagaña de Pamplona; 17 alumnos del primer curso de Primaria y 18 de cuarto de Primaria del colegio Mardones y Magaña de Murchante; 22 de primer curso de Primaria y 25 de segundo curso de Infantil del colegio Griseras de Tudela; 23 de quinto de Primaria y 20 de segundo curso del mismo ciclo de Primaria del centro escolar Huertas Mayores de Tudela; 25 alumnos de quinto de Primaria del colegio Elvira España de Tudela; 12 alumnos de Infantil del colegio público de Erratzu; 16 escolares de tercer curso de Infantil del centro Erreniega de Zizur; 21 alumnos de primer curso de primaria del colegio La Compasión Escolapios de Pamplona; 20 alumnos de tercero de Infantil del colegio Santa María la Real, en Sarriguren; 18 de tercero de Infantil del centro San Miguel de Noain; 17 alumnos de segundo curso de Infantil del colegio Mater Dei de Ayegui; 15 de primero de Infantil de Santa Luis Marillac de Barañain, 46 alumnos y alumnas de segundo de Infantil de Compañía de María de Tudela; 23 de sexto de Primaria de Víctor Pradera Paderborn de Pamplona; 27 escolares de primero de Infantil del colegio público Atakondoa de Irurtzun; 29 de cuarto de Primaria del colegio Sagrado Corazón de Pamplona y 24 de primero de Primaria de Nuestra Señora del Huerto de Pamplona.

En conferencia de prensa tras la sesión de Gobierno, Remírez ha precisado que el confinamiento afecta a 110 aulas, lo que supone el 3,12% de los 3.490 grupos de convivencia que hay en Navarra de estos niveles escolares.

Y ha indicado que el viernes empezarán a salir del confinamiento los primeros grupos confinados con el inicio del curso escolar y a partir de ahí se registrarán entradas y salidas, datos que se irán viendo aunque con los disponibles a día de hoy el Gobierno "no contempla el cierre de ningún centro".

"Esperamos contener estos porcentajes, que no vayan a más en demasía", ha dicho, y valorado "el compromiso de toda la comunidad educativa", empezando por los escolares desde las edades más tempranas, así como docentes y familias porque hay un cumplimiento total de las normas dentro de los centros".

Tras mostrar por ello la "satisfacción" del Ejecutivo, Remírez ha subrayado que aunque "el riesgo cero no existe" los niños "están mucho más seguros ene l entorno escolar que fuera".

Ha hecho por eso un llamamiento a familias para que fuera de los centros cumplan con las medias de seguridad sanitaria, distancias, mascarillas e higiene de manos, como se hace dentro de ellos ya que "se está detectando que los contagios vienen de situaciones externas a los centros", por lo que ha pedido también que se reduzcan la relaciones sociales.

El vicepresidente ha indicado además que comprende las quejas con respecto a las decisiones tomadas por el Gobierno para la vuelta a las aulas por parte de algunos miembros de la comunidad educativa, pero ha subrayado que existe "un diálogo abierto y fluido" con su representación, el Consejo Escolar, y se está haciendo "el máximo esfuerzo para tomar las medias más adecuadas".

Ha querido dejar claro en todo caso que "la prioridad es el bienestar emocional y pedagógico" de los niños "y por supuesto la salud publica".