Reconocimiento institucional a 20 víctimas del franquismo en Navarra

Carmen Calvo destaca que "en nuestra democracia no caben fosas comunes, personas desaparecidas y víctimas sin reconocimiento"

30.09.2020 | 14:42
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite (i), saluda a una mujer durante la entrega de declaraciones de reparación y reconocimiento personal a 20 víctimas de la represión

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, la vicepresidenta primera del Gobierno de España, Carmen Calvo, y el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, han participado este miércoles en un acto de entrega de declaraciones de reparación y reconocimiento personal a 20 víctimas de la represión franquista en Navarra.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha defendido que "en nuestra democracia no caben fosas comunes, personas desaparecidas y víctimas sin reconocimiento" y ha considerado que "quienes se empeñen en lo contrario están haciendo retroceder la democracia que es de todos".

Este nuevo acto de entrega de declaraciones de reparación y reconocimiento personal es el sexto que acoge la Cámara foral tras los celebrados el 15 de diciembre de 2011 (cuando se otorgaron 69 reconocimientos), el 21 de marzo de 2014 (32), el 29 de mayo de 2015 (60), el 24 de marzo de 2017 (64) y el 17 de diciembre de 2018 (31).

En este caso, se ha hecho entrega de los certificados de reparación a 20 personas pertenecientes a la Asociación de Familiares de Fusilados y Desaparecidos de Navarra (AFFNA-36), descendientes todos de ciudadanos que padecieron violencia o persecución durante la Guerra Civil y la dictadura.

La ceremonia ha contado con la interpretación de un aurresku a cargo de Duguna (Mikel Tristán, acompañado al txistu por Aitor Huarte, Ibai Indart y Beñat López) y una ofrenda floral ante la placa del Parlamento en "homenaje a todos los cargos electos de Navarra asesinados como consecuencia de la sublevación militar de 1936".

En declaraciones a los periodistas antes de iniciarse el acto, Carmen Calvo ha agradecido poder estar presente en este reconocimiento para "acompañar a las familias que durante tantos años con tesón y sentido de la dignidad han insistido en preservar la memoria de sus familiares".

Unas víctimas a las que, según ha dicho, "todavía llegamos a tiempo para reparar la injusticia que durante tantos años ha supuesto su olvido y la no rectificación". "Somos una de las grandes democracias del mundo que todavía tiene que seguir trabajando en su memoria democrática, por eso, estamos a las puertas de iniciar un debate en las Cortes Generales sobre la memoria democrática de nuestro país", ha subrayado.

Según ha indicado, "esto significa estar sobre el fundamento de la verdad y la justicia", ya que "sin ambas no puede haber verdadera paz y verdadero encuentro". Y ha destacado que "los hombres y mujeres de este país hace más de 42 años que iniciamos un camino de encuentro y convivencia, sincero, constructivo, pacífico y eficiente". "Aquí estamos como un gran país de respeto, libertades y derecho, pero nos quedan algunas cuestiones pendientes", ha subrayado.

En este sentido, ha incidido en que "las víctimas que fueron objeto de la represión, el exilio, el encarcelamiento y el asesinato tienen que seguir formando parte de la obligación ética de nuestra propia democracia" y ha considerado que "quienes se empeñen en lo contrario están poniendo en retroceso 42 espléndidos años de historia y convivencia".

"Frente a ellos somos una inmensa mayoría quienes pensamos que en nuestra democracia no caben fosas comunes, personas desaparecidas, familias que no han recuperado a sus familiares y víctimas vivas a las que todavía no les hemos ofrecido reconocimiento", ha remarcado.

Por su parte, la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha hablado de "convicción, compromiso y emoción, de la búsqueda del consenso para avanzar en convivencia desde los principios de verdad, justicia, memoria y reparación". Y ha remarcado que "estamos ante una tarea colectiva como sociedad, que concierne también a todas las administraciones".

"Las políticas públicas de memoria deben abordarse desde una labor activa de pedagogía social, de ahí que hagamos hincapié en el trabajo con la juventud a través del sistema educativo", ha remarcado.

En esta línea, ha reiterado el "compromiso" de su Gobierno con "la memoria, porque mucho de lo que hoy somos como sociedad y como país se lo debemos a todas esas personas asesinadas por defender la libertad y la democracia".

Asimismo, el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, ha puesto en valor el "inmenso valor que para víctimas de cualquier vulneración de derechos humanos encierran tres palabras como verdad, justicia y reparación". "Un drama que, en el caso de lo acontecido en 1936, aparece vinculado al silencio, no en vano han pasado más de 80 años y todavía hay quienes desconocen el paradero de sus familiares asesinados", ha subrayado.

En esta línea, ha considerado que el Parlamento de Navarra "tiene la responsabilidad y la obligación de estar al lado de todas las víctimas de todas las violencias, pero con las del 36 tenemos una deuda especial", puesto que llevan "demasiados años esperando justicia".

A su juicio, aunque "vamos avanzando, queda mucho por hacer en materia de convivencia". Por ello, ha incidido en que "es importante seguir desarrollando la Ley de Memoria Histórica y la Ley Foral de Lugares de la Memoria Histórica". "Se impone cumplir con el deber de memoria", ha reivindicado.

AFFNA PIDE DERRIBAR EL MONUMENTO A LOS CAIDOS

También ha intervenido en el acto Amaia Lerga, presidenta de la Asociación de Familiares de Fusilados de Navarra AFFNA-36, quien ha destacado que "lograr que se reconozca el horror vivido significa un gran logro para miles de familias".

"El eco de las 20 personas que hoy homenajeamos debe guiarnos hacia una sociedad de paz, libertad y solidaridad. Ese es su legado, la forma tan bonita que tuvieron de mirar al mundo", ha resaltado.

Según ha indicado, AFFNA-36 no propugna "un relato emocional, sino un relato descriptivo de nuestra historia reciente" y ha abogado por "una reparación plena y efectiva".

"Sólo nos queda desear que las palabras de la Ley de Memoria Democrática se conviertan en actos y nos acerquen a un Estado que haga memoria, justicia y reparación, incluyendo el período de la II República. Y si en Madrid hablar de República supone la resignificación del Valle de los Caídos, que aquí sea el derribo del Monumento a los Caídos, el segundo más grande del Estado, un monumento a la muerte", ha reivindicado.
noticias de noticiasdenavarra