Les piden de 5 a 10 años de cárcel por desvalijar cajas de autocobro en Navarra

Se trata de un clan familiar de Berriozar que robó en bares, hoteles y locales de Huarte, Mutilva, Noáin

15.10.2020 | 01:21
Una de las cajas de autocobro, con dos policías forales.

pamplona – Se pusieron las botas de desvalijar cajas registradoras entre abril y agosto de 2019 hasta que fueron interceptados por la Policía Foral. Ahora, la Fiscalía reclama para los cinco integrantes de un grupo criminal asentado en Berriozar, un clan familiar, penas que oscilan entre los 5 y 10 años de prisión. Varios de ellos tenían condenas anteriores por hechos similares. Se dedicaban a asaltar locales, como bares, hoteles, gasolineras o carnicerías, en las que tenían como objetivo fundamental la apropiación de las cajas registradoras de autocobro. Las arrancaban del local, las reventaban y las abandonaban en parajes cercanos a la comarca de Pamplona. El grupo usaba pasamontañas y guantes para dificultar su identificación y actuaban con gran rapidez en el interior de los establecimientos. Incluso en una ocasión, al ser descubiertos por el recepcionista de un hotel, no dudaron en esgrimir un cuchillo de grandes dimensiones para intimidarlo.

En primer lugar, según el Ministerio Público, después de que la jueza de Aoiz haya dictado el auto de procedimiento abreviado, los acusados actuaron la noche del 21 de abril de 2019 en El Panadero de Eugui de Huarte. Una vez allí intentaron forzar sin éxito la puerta de acceso al local. Un día después tuvieron más fortuna con el restaurante La Hacienda en Mutilva, donde se apoderaron del cajón de cobro automático, que contenía en su interior más de 2.200 euros.

Lo mismo hicieron el 9 de mayo en el hotel Ibis de Noáin, donde amenazaron al recepcionista y le decían que no hiciera nada o le mataban. Se apoderaron de la caja y la reventaron en la zona del cementerio de Torres de Elorz. Posteriormente, el grupo también actuó el 14 de mayo de 2019 en el restaurante Ibamendi de Mutilva, de cuya caja sustrajeron 4.200 euros. La noche del 4 de junio de 2019 acudieron también al bar casa Lucas de Noáin, donde se llevaron 300 euros de la caja. Más tarde, el 26 de junio, regresaron al Panadero de Eugui en Huarte, donde de nuevo no pudieron entrar. Causaron daños por 1.361 euros. El 26 de julio también asaltaron otra vez el restaurante La Hacienda y de la máquina de cobro automático sustrajeron 1.742 euros. Por último, también actuaron según la acusación en la gasolinera de Legarda, en la A-12, tras llevarse 500 euros de la caje en efectivo y en la carnicería Iriguíbel de Huarte se apoderaron de 7.250 euros de la caja de autocobro.