Técnicos sin Fronteras lleva suministros a 173.000 saharauis

Trabaja desde hace 20 años en la zona y también realiza labores de sensibilización con el pueblo navarro

20.01.2021 | 01:30
Juan José Fernández Matxain, Alfonso Torres Istúriz y Eduardo Irigoyen Soria. Foto: Oskar Montero

pamplona – La Asociación de Trabajadores y Técnicos sin Fronteras/Mugarik Gabeko Langile eta Teknikarien Elkartea lleva suministros a más de 173.000 saharauis en los cinco campamentos del Sahara. Este trabajo se realiza en los cinco asentamientos y "asegura que tengan todos los días agua, comida", afirmó en una sesión trabajo en el Parlamento foral Alfonso Torres, coordinador técnico de la asociación.

Apuntó que el trabajo desarrollado "no ha sido fácil en muchos aspectos" aunque señaló que han "tenido suerte ya que ha habido oportunidad de que los financiadores hayan apostado por nosotros año tras año", también desde el gobierno saharaui, que fue el que encargó el trabajo de suministro de agua a la asociación.

El trabajo de la asociación, compuesta por técnicos y empresarios que llevan trabajando más de veinte años en la zona, también "realiza labores de sensibilización con el pueblo navarro sobre la situación en el Sahara, desde lo político y lo activista", señaló el director Eduardo Irigoyen.

También agradeció la colaboración del Gobierno foral con la asociación mediante la donación de vehículos en desuso que "suponen una ayuda a la hora de enviar material y prestar apoyo como vehículos de logística o como taller móvil".

Irigoyen respondió al parlamentario de Navarra Suma Iñaki Iriarte, quien le preguntó sobre el estado anímico de la juventud y apuntó que "la gente percibe que se hacen cosas, pero que durante dos generaciones han nacido y crecido en un impasse", en referencia al periodo 1990 y 2020, porque "no hay ni avances ni retrocesos".

Apuntó que las aspiraciones laborales de esta juventud son escasas a pesar de que se trata de personas "muy formadas en Cuba, Argelia, España y otros lugares" pero que al volver a los campamentos "no pueden desarrollar lo aprendido".

Por último, los representantes de la asociación lamentaron que los sahararuis lleven "45 años en campamentos" y que "a pesar de que hay un mandato de la ONU desde 1975 por el que deberían tener derecho a la autodeterminación por un referéndum" es algo que no ha ocurrido.