Gimeno destaca la necesidad de adecuar el entorno para garantizar "la máxima calidad" al alumnado que más apoyo necesita

El titular de Educación ha participado en la clausura de la XXV Jornada del Consejo Escolar de Navarra sobre el apoyo conductual positivo

30.01.2021 | 14:24
Gimeno habla con profesionales del Molino: de Izda a dcha, Elvira Lacunza y Beatriz Arbilla, al fondo el director de Isterria, José Andrés Burguete

El consejero de Educación, Carlos Gimeno, ha remarcado esta mañana "la necesidad de adecuar el entorno y adaptarse a las necesidades del alumnado que más apoyo necesita como vía para garantizar la máxima calidad de vida de estos estudiantes". Así lo ha indicado en el acto de clausura de la XXV jornada del Consejo Escolar de Navarra que ha abordado estos días el apoyo conductual positivo y la labor de los Centros de Educación Especial.

Gimeno ha presentado las conclusiones de las jornadas que se han llevado a cabo a lo largo de esta semana y en la que varios ponentes han dado a conocer los principios más teóricos y prácticos con objeto de profundizar en el comportamiento del alumnado con necesidades especiales. Además, estas jornadas han tenido como objeto promover una revisión y difusión del trabajo que se está llevando a cabo en los Centros de Educación Especial. En la misma han participado representantes de los centros Isterria, El Molino, Torre Monreal y Andrés Muñoz.

Tal y como ha indicado el consejero Gimeno, "el apoyo conductual positivo constituye una caja de herramientas basada en valores, principios y metodologías para apoyar el cambio conductual y la transformación del entorno". En esa línea ha destacado el papel que juegan los Proyectos Educativos como "hoja de ruta adecuada para lograr una educación inclusiva" y ahondar en el cambio que propicie "potenciar las capacidades de cada persona dándoles voz a ellas y a sus familias". De ese modo ha indicado que es necesario "perseguir un adecuado diagnóstico, conocimiento hondo de la persona y la actuación transformadora, técnica y coordinada de los entornos y situaciones de aprendizaje".

Además, el presidente del Consejo Escolar de Navarra, Manuel Martín, ha descrito lo que plantea el apoyo conductual positivo, "el derecho a disfrutar de una vida adaptada a la persona, no de una persona a una determinada vida. En todos los casos, sean cuales sean las características de una persona, ha de apostarse por los apoyos que le ayudan a crecer".

Marco legal y trabajo comunitario


Entre las conclusiones presentadas destacan a su vez el papel que juega la capacitación del personal técnico-profesional con el fin de desarrollar acciones formativas que entrenen sus capacidades, la normativización y marco legal que prime el fin protector y que desarrolle "la regulación específica de los procedimientos mediante los que abordar las conductas problemáticas más agudas, a fin de amparar tanto al alumnado que puede requerir medidas reactivas de salvaguarda; así como de los y las profesionales que han de intervenir en situaciones críticas".

El consejero Gimeno ha destacado además el trabajo comunitario intra e inter Centros de Educación Especial junto con la labor técnica planificada y sostenida del Centro de Recursos de Educación Especial de Navarra y la colaboración del Departamento de Educación: "el intercambio de experiencias, modelos de trabajo o materiales motivan la posibilidad de plantear objetivos más ambiciosos", ha indicado.

Por último, ha mencionado la necesidad de "enunciar en primera persona estrategias que apuntalan el bienestar del alumnado que apoyamos, que describen cómo actuar y determinar cómo proceder cuando, como consecuencia de nuestros errores o limitaciones, la conducta problemática se hace una realidad".

Los resultados del trabajo inter-centros realizado por Torre Monreal, Andrés Muñoz Garde, Isterria y El Molino, ha subrayado Gimeno, "son una realidad que anima a darles continuidad apoyando la investigación conjunta y la conexión de los Centros de Educación Especial con otras estructuras específicas ubicadas de los centros ordinarios que puedan ser recursos que generen dinamismo en el régimen de inclusividad que las familias deseen".

El consejero se ha referido expresamente a la LOMLOE destacando que la ley facilita la libertad de elección de las familias para el régimen más inclusivo que atienda las necesidades educativas de sus hijos, siempre teniendo en cuenta el interés superior del menor. "La nueva ley", ha indicado Gimeno, "obliga a incrementar los recursos en clave inclusiva que promuevan la presencia, participación y rendimiento de todo el alumnado, incluido el más vulnerable, con itinerarios más personalizados, abiertos y sin barreras y con una evaluación a medida".

La creación de estructuras tanto en centros específicos como en centros ordinarios, no solo en educación infantil y primaria sino también en secundaria, con una oferta cohesionada territorialmente, es otro ejemplo del compromiso del Departamento con la educación inclusiva. Asimismo, ha resaltado Gimeno, las nuevas unidades concertadas en el ámbito de los centros específicos ejemplifican ese compromiso, en el que se incluye la ampliación del colegio Andrés Muñoz Garde de Pamplona y una importante actuación de mejora de las cocinas del Centro Torre Monreal de Tudela que ha sido anunciada esta mañana por el consejero para mejorar las condiciones de su alumnado.

Las XXV Jornadas del consejo Escolar de Navarra se han desarrollado en la sede del Parlamento Foral de Navarra y en ellas se han podido conocer las ponencias de expertos como Carmen Márquez, Ramón Novell, Laura Escribano, Marcos Ortega y Sergio Aguilera.

noticias de noticiasdenavarra