La vacunación logra bajar la incidencia hasta 130 casos por 100.000 habitantes

El Gobierno de la Comunidad de Madrid dice que acatará el cierre perimetral por Semana Santa, pero recurrirá la medida

13.03.2021 | 00:18
Una sanitaria abre un frigorífico que almacena vacunas a temperaturas bajo cero. Foto: Riccardo Antimiani

El Ministerio de Sanidad destacó ayer que las vacunas han contribuido significativamente a lograr el descenso de casos de coronavirus desde el pico de la tercera ola, en la que se alcanzaron los 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes a mitades de enero, hasta la actual situación, con 130. No obstante, el Gobierno señaló que la incidencia acumulada a 14 días se ha estancado en esa cifra, al descender apenas dos puntos en un par de jornadas.

El colectivo más beneficiado por la inmunización masiva ha sido el de las personas mayores, especialmente en las residencias. Los datos facilitados por las comunidades ayer volvieron a reflejar una disminución de la mortalidad con 173 fallecimientos en las últimas 24 horas y 483 en los últimos siete días, un registro inferior a los 633 decesos que se notificaron el pasado viernes para el mismo período.

La cifra total de fallecidos se eleva a 72.258 y a 3.183.704 la de los contagios desde el inicio de la pandemia, mientras que la ocupación de las UCI registra una lenta caída hasta situarse en el 21,8%, con 2.186 pacientes covid ingresados, y también la presión hospitalaria, que baja al 6,8%. De este modo, la vacunación sigue reduciendo los contagios en las residencias hasta registrar 60 en la primera semana de marzo, en la que 40 ancianos fallecieron a causa del virus, según los últimos datos del informe del Imserso.

de 778 a 40 muertes por semana Frente a las cifras de enero, antes de que se empezara a administrar la segunda dosis y cuando se diagnosticaron 4.916 contagios, un mes después ya eran sólo 202, y descendieron a 111 en la última semana del mes de febrero hasta los 60 actuales. En cuanto a las muertes, en cinco semanas se ha pasado de 778 a la semana a 40.

El Ejecutivo comunicó ayer 5.348 nuevos contagios y una evolución asimétrica según las comunidades autónomas. Por ello, el objetivo de las autoridades sanitarias para Semana Santa es el de tomar medidas conjuntas que eviten repuntes que puedan extenderse entre distintas regiones. No obstante, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, el único que se opone al cierre perimetral durante las festividades, anunció ayer que recurrirá la medida, que considera una "imposición", a pesar de que la acatará.

El viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, detalló ayer en rueda de prensa que un nuevo decreto establecerá el cierre de Madrid entre el 17 y 21 de marzo (San José) y entre el 26 de marzo y 9 de abril (Semana Santa). Pero el Ejecutivo, "una vez consultados los servicios jurídicos" presentará un recurso ante la Justicia al no estar "de acuerdo con la efectividad técnica de la medida". Zapatero aseguró que lo "fácil" es cerrarlo "todo", pero eso "no es gestionar la pandemia", y aseguró que Madrid, con su estrategia de medidas, hasta la fecha "va bien".

Por el contrario, las 80 sociedades científicas que promueven el II Congreso Nacional covid-19 a nivel estatal valoran positivamente los acuerdos alcanzados sobre la Semana Santa en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, si bien hubieran considerado deseable la total unanimidad y siguen echando en falta una mayor despolitización tanto de la gestión como de la comunicación de esta crisis sanitaria.

En este sentido, en nombre de los más de 200.000 profesionales a los que representan, pidieron a las administraciones despolitizar la gestión del tramo final de la pandemia, y trabajar por el "consenso político y territorial". Asimismo, demandaron celeridad y prioridad para los colectivos más vulnerables en los planes de vacunación y, en este sentido, consideran acertado que se les haya otorgado consideración preferente a los pacientes oncológicos, en diálisis y trasplantados.

internacional

Situación límite en Francia, con las UCI parisinas al 95,7%. Francia rebasó ayer los cuatro millones de contagios por covid, afianzándose como el sexto país del mundo con más infectados, y pasó los 90.000 fallecidos. La situación de los hospitales de la populosa región parisina se degrada con una ocupación de sus cuidados intensivos del 95,7%.

Italia se blinda ante un nuevo repunte. Italia registró 26.824 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas registradas, la cifra más alta desde el 27 de noviembre, y 380 fallecidos, dato que constata la "nueva oleada" que vive el país, según el primer ministro, Mario Draghi. La situación ha llevado al Gobierno a decretar el confinamiento en los tres días que dura Semana Santa.

Segunda cepa brasileña, más contagiosa que la primera. Un grupo de investigadores de Brasil identificó una nueva mutación de la covid que está circulando en diferentes regiones del país desde hace semanas y que, así como la llamada variante brasileña es igualmente más contagiosa que la cepa original, esta es lo es todavía más. La Organización Mundial de la Salud (OMS) manifestó ayer su preocupación por la situación de Brasil, país que está a punto de adelantar a la India como el segundo con más contagios, y alertó de que la negativa tendencia podría afectar a otros países sudamericanos.