Itaka-Escolapios, 15 años de labor solidaria

24.03.2021 | 00:29
Raúl González y Esther Gil, coordinadores de Itaka-Escolapios en Navarra. Foto: Oskar Montero

atendieron a 9.000 menores y jóvenes en acompañamiento educativo, y actividades de ocio y tiempo libre

La Fundación Itaka-Escolapios cumple hoy, 24 de marzo, 15 años de existencia en Navarra. En este período de tiempo, la asociación ha impulsado diferentes proyectos solidarios y de promoción social en Tafalla y Pamplona, atendiendo a través de ellos a muchas personas de todas las edades, prioritariamente niñas, niños y jóvenes. En la Comunidad Foral se atendieron a más de 9.000 personas en este período de tiempo. Para conseguir esta labor han movilizado un numeroso voluntariado en coordinación con los colegios escolapios de ambas localidades, servicios sociales y otras entidades.

"Queremos visualizar y que se conozca en Navarra nuestros 15 años de andanza como entidad", expresa Raúl González, coordinador de Itaka-escolapios en Pamplona. "A pesar de la situación sociosanitaria no hemos querido dejar de celebrar este 15 aniversario", destaca.

En el caso de Esther Gil, coordinadora de la fundación en Tafalla y antigua alumna del colegio Escolapios de Pamplona, su labor como voluntaria comenzó con 18 años. "Llevo toda la vida colaborando con el movimiento Calasanz en las actividades de ocio y tiempo libre, y he participado activamente en estos 15 años de Itaka-Escolapios", explica. "Aunque llevamos trabajando estos 15 años en esta fundación, llevamos una trayectoria previa de voluntario", señala.

En 2006 todos los proyectos solidarios en Navarra se aglutinaron en Itaka-Escolapios. "Nuestro principal objetivo es aumentar el número de voluntarios, que aunque no ha descendido, nunca sobran manos para estas causas", expone Raúl González.

Proyectos solidarios En cuanto a los proyectos solidarios se atendieron a 973 menores con dificultades escolares y sociales , desde los 6 a los 18 años, en actividades de acompañamiento educativo escolar y a 171 menores en actividades de ocio y tiempo libre socioeducativo. "En lo que se refiere a la promoción social de personas adultas, se ha dado apoyo a 647 personas extranjeras en el aprendizaje de castellano y a 875 en diversos cursos formativos", explica Esther Gil. También prestaron orientación social y legal individualizada a 665 personas en riesgo de exclusión. "Todo esto a través de los proyectos Ojalá y Trastévere en Tafalla e Ikasbide en Pamplona, que son los más desarrollados de la fundación", apunta Raúl González. Itaka-Escolapios desarrolla su programa de tiempo libre y de educación en la fe, llamado Movimiento Casalanz Kideak En sus actividades han participado más de 5.165 niños, niñas y adolescentes, así como 450 jóvenes , tanto en Pamplona como en Tafalla, acompañadas por 90 personas voluntarias cada año.

Una de las iniciativas más importantes de la asociación, y de la cual se sienten más orgullosos, son las campañas de sensibilización y solidaridad. "Además de la Semana de la Paz, destacan las campañas solidarias: La Marcha Solidaria en Tafalla y la Caminhada en Pamplona, en la cual estamos trabajando ahora mismo", comenta Raúl. En estas actividades se recaudan más de 25.000 euros cada año para destinarlos a uno de los proyectos solidarios en un país concreto del Sur. "Este año 2021, a raíz de la crisis de la covid, los países empobrecidos nos necesitan más que nunca", lamenta. Por ello la campaña de este curso, Reiniciando para transformar, pedirá un gesto especial y lo recaudado se destinará a los proyectos más necesitados, "independientemente de dónde se encuentren", señala Esther Gil.

El principal objetivo de Itaka-Escolapios es aumentar el número de voluntario para sus proyectos

La asociación consiguió la participación de 5.165 niños, niñas y adolescentes en sus actividades de ocio