alerta sanitaria

Coronavirus en Navarra: Salud urge a una interacción menor en Semana Santa para rebajar efectos de la cuarta ola

El TSJN avala la prórroga de las medidas y Salud Pública constata un "repunte abrupto del virus" favorecido por la creciente cepa inglesa y la mayor movilidad

26.03.2021 | 00:45
Terraza en la calle San Nicolás de Pamplona. Foto: Javier Bergasa

pamplona – Los temores de los responsables de Salud del Gobierno foral de cara a un posible repunte del coronavirus en Semana Santa han quedado plasmados en los últimos días en los informes que radiografian la situación en la Comunidad Foral. Al respecto, Salud Pública advierte de que "preocupan" los próximos días festivos, "ya que como se ha venido de-mostrando en esta pandemia y en concreto en Navidad, la movilidad y la interacción entre familias no convivientes y/o social son dos factores de riesgo en la transmisión del virus. Por ello, es necesario mantener y reforzar las medidas preventivas para mantener/disminuir los valores de los indicadores de transmisión y minimizar la aparición de una nueva ola".

Así, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Navarra avaló ayer judicialmente la prórroga de las restricciones respaldado previsamente en las opiniones de los expertos de Epidemiología. Dichos especialistas concluyen que "existe el riesgo alto de llegar los días festivos de Semana Santa con una tendencia creciente en el número de personas infectadas y en la repercusión asistencial de dicho incremento. Estas son fechas con menor actividad asistencial y mayor tendencia a la socialización, el contexto favorable para la producción de una cuarta ola de Covid-19. Por estos motivos se hace necesario, en base al aprendizaje de los pasados meses, mantener medidas de prevención comunitaria estrictas que controlen el riesgo, seguir monitorizando el efecto de las medidas adoptadas y estar preparados para adoptar de nuevo medidas más estrictas en la comunidad y reactivar recursos asistenciales si fuera necesario en las próximas dos semanas", refleja el informe que firma Alfredo Martínez, gerente del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN).

En el mismo se destaca que en la última semana, "tres semanas después de la flexibilización de medidas el 26 de febrero (cuando se decretó la apertura del interior de los bares), se confirma un cambio de tendencia, con un incremento el número de nuevas personas infectadas, un incremento en el porcentaje de positividad de las pruebas diagnósticas realizadas, así como las atenciones en urgencias hospitalarias y las hospitalizaciones convencionales semanales relacionadas con la infección por Sars-Cov-2. Todos estos indicadores señalan un nuevo repunte de la infección por Covid 19 y su repercusión asistencial en centros hospitalarios", analiza dicho informe. En el mismo se destaca el predominio de la cepa inglesa en Navarra, que ya origina cuatro de cada cinco contagios en la Comunidad Foral y tiene una mayor transmisibilidad y una posible mayor letalidad, y se advierte de que los efectos del puente de San José con mayor tendencia a la socialización y menor actividad asistencial se objetivarán en los próximos días".

Para recibir el respaldo judicial al mantenimiento de sus medidas, el Gobierno de Navarra también incorporó a la documentación que presentó ante el TSJN un informe del Instituto de Salud Pública y Laboral, en el que se relata que "los indicadores epidemiológicos de transmisión de enfermedad reflejados en la incidencia acumulada a los 7 días en mayores de 64 años han ascendido a nivel de riesgo alto, reflejando un aumento de la transmisión". Sigue igualmente del número reproductivo básico, que en estos últimos días ha crecido hasta un valor de 1,33. Por tanto, se observa un repunte abrupto en la transmisión del virus que puede tener su explicación en un aumento de la movilidad y de la interacción social".

AVAL DEL TSJN

Medidas vigentes entre el 26 de marzo y el 8 de abril. La Sala de lo Contencioso del TSJN avaló ayer la prórroga de las medidas restrictivas que estaban en vigor en Navarra y que ahora estarán en vigor entre el 26 de marzo y el 8 de abril. Considera que dichas medidas son proporcionadas y están justificadas en el momento epidemiológico actual.

Salud Pública informa. El informe de Salud Pública constata que "el conjunto de medidas adoptadas actúa de manera sinérgica y está siendo efectivo para reducir los contagios y las hospitalizaciones. Aun y todo, la flexibilización de las medidas que incrementen los contactos sociales de riesgo, cuyos efectos tienen un decalaje de entre dos y cuatro semanas, pueden dar lugar a un empeoramiento de la situación asistencial, pudiendo coincidir con una situación de mayor vulnerabilidad del sistema sanitario".