Acción Contra la Trata multiplica su actividad gracias al apoyo del Instituto Navarro para la Igualdad

Este miércoles se ha expuesto el proyecto 'Mujeres supervivientes: del proceso personal a la transformación social'

27.10.2021 | 14:30
Mesa redonda para presentar el grupo Las Kawiyat, creado con el respaldo de la asociación Acción Contra la Trata para ayudar al proceso de adaptación en Navarra de las mujeres de lengua árabe

Acción Contra la Trata ha multiplicado sus atenciones e influencia entre las víctimas de esta violencia gracias a la firma en julio de un convenio de colaboración con el Instituto Navarro para la Igualdad (INAI) para desarrollar un proyecto de mediación con migrantes y en la actualidad trabajan en la creación de una empresa de inserción sociolaboral.

Así se ha puesto de manifiesto en una sesión de trabajo parlamentaria en la que han comparecido para exponer el proyecto 'Mujeres supervivientes: del proceso personal a la transformación social' la coordinadora de la asociación, Alicia Giménez, la psicóloga y técnica de información e intervención social, Satoko Kojima, y las dos mediadoras interculturales Moune Czerny y Joy Ogbeide.

Giménez ha subrayado que gracias a la enmienda conjunta que ha dotado al proyecto de 66.000 euros mediante convenio con el INAI firmado en julio de este año se ha producido un "aumento exponencial de las atenciones realizadas" con un aumento de las peticiones de ayuda en materia de trata del 345 % respecto al año anterior, por lo que necesitan que este apoyo continúe en 2022.

También se ha incrementado el número de mujeres pertenecientes al grupo de empoderamiento de migrantes Las poderosa, que en 2019 estaba compuesto por 21 personas y en la actualidad reúne a más de 55 y en el que se han incrementado un 400% en el número de integrantes que han denunciado su situación en la Policía.

También ha ayudado a ahondar en la "ruptura del tabú y el silencio", pues "cada vez son más las mujeres que hablan con mayor libertad sobre su experiencia y esto se debe a que Las Poderosas se está convirtiendo en grupo de referencia" al que acuden sabiendo que "van a ser apoyadas y no van a ser juzgadas", ha indicado la coordinadora de la entidad.

Asimismo, ha puesto en valor que a lo largo de este año han establecido redes de colaboración con otras entidades y servicios públicos que atienden a mujeres en situación de vulnerabilidad "donde las mediadoras han podido facilitar sus servicios".

En al actualidad, ha informado Kojima, se encuentran poniendo en marcha una empresa de inserción sociolaboral "para ofrecer oportunidades reales y accesibles de trabajo" a estas mujeres.

La clave de 'Mujeres supervivientes: del proceso personal a la transformación social', ha referido la psicóloga, es la contratación de dos técnicas, una psicóloga, una trabajadora social y dos mediadoras interculturales, actuando estas últimas como "enlace indispensable entre su comunidad y el equipo técnico".

"Sin esta mediación nuestro trabajo sería imposible porque nuestra comprensión de sus claves culturales es muy limitada y para de verdad ser accesibles necesitamos ver el mundo desde su experiencia", ha explicado.

En este sentido, Czerny ha valorado que su "experiencia personal y el conocimiento del contexto cultural en que se dan estas violencias" les permite "tender una mano y lograr la confianza de las mujeres en situaciones de vulnerabilidad" y "servir de puente" entre ellas y los servicios sociales, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Administración y entidades de apoyo.

Ogbeide ha coincidido en que "una de las barreras más importantes para poder llegar a las víctimas de la trata es el aspecto cultural" como demuestra que "la mayoría de las mujeres africanas no tiene la costumbre de ir a denunciar las injusticias a la policía porque allí son muy corruptos"

Asimismo, ha ejemplificado, en una comunidad como la nigeriana "está muy mal visto que una mujer denuncie a su maddame la policía" y "muchas veces la propia comunidad presiona a las mujeres a seguir pagando la deuda" porque "entienden que lo que hacen los tratantes es un favor".

"Que las mujeres supervivientes de la trata con fines de explotación sexual conozcan sus derechos y se animen a pedir apoyo para salir de la trata es uno de los resultados más esclarecedores de este modelo de trabajo", ha destacado Giménez señalando que esto es posible gracias a una "atención integral con una metodología innovadora, intercultural e interseccional".

También han desarrollado las mediadoras una "intensa labor de sensibilización", ha apuntado Ogbeide destacando que su metodología "está recibiendo un gran reconocimiento" con creaciones como el corto documentan 'We have a dream' de Las Poderosas, que recibió el Premio a la Lucha por los Derechos de las Mujeres del Festival Porto Femme International Film Festival.

Además han lanzado el disco libro 'Libres para soñar', que contiene testimonios de vida y canciones que "se ha convertido en una gran herramienta para el empoderamiento de las mujeres supervivientes porque sirve como ejemplo, motivación e impulso" a quienes no se han atrevido a denunciar, ha asegurado Ogbeide.

Las mediadoras, ha señalado Czerny, también han participado en numerosas mesas redondas, charlas y formaciones ofreciendo su visión como mujeres migrantes y compartiendo la voz de las víctimas de trata.

Las mujeres a las que atienden han realizado varias actuaciones en directo que, según ha indicado Czerny, "sirven para denunciar la trata con fines de explotación sexual y otras formas de violencia contra las mujeres" y que han tenido "un efecto reparador y de ruptura del silencio" entre las participantes.
noticias de noticiasdenavarra