Los resfriados disparan los test de antígenos en octubre a cifras de olas anteriores en Navarra

A pesar de que apenas hay casos de covid, estas pruebas han aumentado un 52,5% con respecto a agosto

01.11.2021 | 18:08
Una enfermera realiza un test de antígenos a una mujer en un centro de salud.

La realización de test de antígenos para cribar casos de covid-19 vuelve a funcionar a toda máquina y en este mes de octubre se han situado en niveles similares a los efectuados cuando Navarra se encontraba en las crestas de las olas de coronavirus, debido a los resfriados, cuadros catarrales y a la circulación de virus respiratorios, que tendrían síntomas similares a los de la covid-19.

Según los datos ofrecidos por el Gobierno foral, en octubre se han realizado 24.851 test de antígenos, principalmente en centros de salud, la sexta cifra más alta en el último año, concretamente desde que estos test rápidos llegaron a los ambulatorios a principios de noviembre del año pasado. No obstante, pese a que las pruebas han aumentado, los positivos que detectan caen a mínimos, con tan solo 404 notificados este mes, la cifra más baja. Cabe recordar que los test de antígenos se realizan, principalmente, a personas que presentan síntomas compatibles con la covid-19 y que acuden, de motu propio, al centro de salud para hacerse la prueba. A los contactos estrechos de positivos se les realiza una PCR, que –al contrario de los test– han descendido de forma paralela a la bajada de casos de covid-19.

El pico, en julio


Desde que los test de antígenos se implantaron en los centros de salud, el pico de test de antígenos realizados se dio el pasado mes de julio, cuando la quinta ola –surgida a raíz del brote de Salou– llevó a Navarra a detectar una cantidad de casos solo superada por la eclosión de la pandemia en marzo de 2020. Ese mes se hicieron 30.272 test de antígenos y, lógicamente, también se alcanzó el máximo de positivos detectados con 6.010.

Después, en los meses de marzo y abril, en plena cuarta ola, se efectuaron 27.073 y 28.811, respectivamente. Los positivos notificados fueron de 1.204 y 2.054, respectivamente. En números similares se encuentran también enero (25.309 pruebas) y noviembre de 2020 (26.356), en los que los positivos rondaron los 2.000. Destaca el pasado mes de agosto, que registró el mínimo de test de antígenos realizados, con 16.298, sin embargo arrojó una cifra considerablemente alta de positivos: 1.846, fruto de la quinta ola que se alargó hasta finales del verano.


Más síntomas compatibles


Ahora, en octubre, con la pandemia bajo control y con la inmensa mayoría de la población navarra vacunada paradojicamente los test de antígeno vuelven a repuntar. Y es que la llegada del otoño y la bajada de las temperaturas han sido siempre el inicio de la temporada de cuadros catarrales, resfriados y circulación de virus respiratorios, patologías que el año pasado prácticamente desapareción por completo debido a la hegemonía de la covid-19 y a las fuertes medidas restrictivas que se implantaron.

Pero este año, los resfriados y los virus respiratorios, como la gripe –que la semana pasada se detectó ya el primer caso– han vuelto y sus síntomas similares a los del coronavirus hacen que mucha gente se acerque a los centros de salud para discriminar que se trata de covid-19. "Estamos viendo mucho catarro, especialmente en niños, por eso han aumentado los test de antígenos. Además el protocolo no cambia, quien tenga síntomas compatibles debe acudir a un centro de salud a hacerse una prueba", explica la jefa de Cuidados Asistenciales y Atención Domiciliaria, Ana Ariztegui. En la misma línea, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos, Marta Gallipienzo, destaca que aunque la venta de test en boticas ha disminuido, "hemos detectado un aumento de la venta de medicamentos antigripales y para tratar resfriados".

noticias de noticiasdenavarra