El esquí responde a las cumbres blancas

18.12.2021 | 20:01

Las temperaturas agradables del fin de semana llenan de deportistas las pistas navarras. La Junta de Roncal prohibe la pernocta con furgonetas y caravanas en los parkings cercanos a las pistas y Abodi reclama más plazas de aparcamiento

Una vez dejado atrás el temporal de lluvia, las cumbres del Pirineo navarro han recuperado este fin de semana su manto blanco. Y con él, la práctica de uno de los deportes clásicos del invierno. Centenares de aficionados al esquí han llenado las pistas del valle de Roncal y Salazar estos días, gracias al anticiclón que ha permitido aprovechar una de las primeras oportunidades para la práctica de este deporte, aunque propiamente aún no se ha producido el cambio de estación. Una previsión meteorológica excelente, 47 kilómetros de pistas esquiables, y una importante ocupación de casas rurales son ingredientes perfectos para un fin de semana deportivo en los dos centros de esquí de fondo del Pirineo navarro: Larra Belagua e Irati -Abodi.

Pistas preparadas
Comienza la temporada


La ceremonia de entrega de bastones entre pastores y esquiadores es el arranque tradicional de la temporada de nieve en Belagua. Este año, finalmente pudo llevarse a cabo el pasado fin de semana, después de aplazarse de su fecha inicial, el pasado 28 de noviembre, a causa del mal tiempo.

A mediados de esta semana se ha reabierto la carretera que conecta la zona de Mata de Haya con el centro de esquí de Larra-Belagua. Hasta el jueves el acceso a las zonas más altas (como El Ferial) ha estado cortado, expresaba la directora del centro de esquí en el valle del Roncal, Ana Lusarreta, por lo que los preparativos para el arranque de esta campaña se realizan a contrarreloj. "Hasta ahora hemos concentrado las actividades de esquí en Mata de Haya, aunque el objetivo es abrir las pistas de arriba, que nos lleva tiempo preparar", señalaba Lusarreta, con la confianza de que 25 kilómetros estén disponibles para esquiar este fin de semana. Al tiempo, expresaba Lusarreta, la zona de La Contienda se reservará para hacer deporte de raquetas. En el resto de pistas, la práctica del esquí de fondo se ha podido llevar a cabo con normalidad.

En el valle vecino, el centro de esquí Irati-Abodi (Salazar) , los trabajos tras la última borrasca ya han concluido. "La carretera ha estado cortada hasta que no se han limpiado las principales", afirmaba la gerente de Irati Basoak, Amaya Ayanz. En su caso, serán esquiables 22 kilómetros de 38 totales. "A quienes vienen a primera hora les decimos que tengan cuidado con el hielo, pero a medida que avanza el día la calidad de la nieve es excelente", remarca Ayanz.

Las previsiones de público que barajan ambas gerentes son muy positivas. "Tenemos muchas ganas. Hace buen tiempo y esperamos a mucha gente", afirma Ayanz. La mayoría de los aficionados al esquí que acuden a los centros de Belagua y Abodi son navarros. "La mayoría de esquiadores que vienen son de Navarra, también de Gipuzkoa, y luego ya del resto de Euskadi", sostiene Lusarreta. Este año no existen medidas de cierres perimetrales que condicionaron la pasada campaña, impidiendo que los esquiadores navarros salieran a otras zonas del Pirineo. "Esperamos que este año se mantenga o aumenten", coinciden Ayanz y Lusarreta.

Medidas para autocaravanas
Reabre la frontera


A raíz de los problemas en la circulación generados el pasado año por la alta afluencia de autocaravanas. "Tuvimos unas 350 al día e impedían la limpieza de aparcamientos y carreteras y el acceso de trabajadores a las pistas", expresa Eneko Egiguren, presidente de la Junta del Valle de Roncal. Para esta campaña, la Junta ha decidido prohibir la pernoctación en furgonetas o autocaravanas en los parkings cercanos a las pistas (Ferial, Mata de Haya y Belagua) por razones de seguridad, y como medida facilitadora en casos de emergencias. En Abodi no hay medidas adoptadas al respecto, pero los gestores demandan la ampliación de su aparcamiento, de unas 100 plazas. "En las pistas tenemos aforo de sobra, pero el parking se llena e impide que venga más gente", reclama Ayanz.

El viernes, la decisión del Gobierno francés de reabrir la carretera de la Piedra de San Martín, cerrada como otras 3 en Navarra desde hace casi un año por la alarma antiterrorista activada en todo el país, apunta a que una de las preocupaciones en el valle de Roncal pueda llegar a su fin. Aunque aún tardará días en hacerse efectiva (es necesario despejar el bloqueo de la carretera) y no llega a tiempo para este fin de semana, con la carretera reabierta la campaña de nieve suma puntos a favor. "Para nosotros es un problema porque hay mucha gente que tiene casa en Arette. Es chocante que se firmen acuerdos de colaboración mientras se cierran las fronteras", expresaba Lusarreta. La reapertura de estas vías permitirá de nuevo la libre circulación establecida en el Espacio Schengen, el desplazamiento de deportistas por ambos lados de los Pirineos y la propia relación entre los habitantes de Navarra e Iparralde.

noticias de noticiasdenavarra