Cae el grupo criminal de falsificadores de billetes más activo en el Estado

Se han detenido a 14 personas y se han practicado una decena de registros en Catalunya y Málaga - Vendían los billetes falsos a través de la Deep Web

11.03.2022 | 10:42
En la operación se han detenido a 14 personas.

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional, en coordinación con Europol, han detenido a 14 personas y desarticulado uno de los grupos criminales más activos en España en la fabricación e introducción de billetes falsos que se vendieron por valor de 500.000 euros.

Según informan este viernes ambos cuerpos, en el dispositivo policial se realizaron además diez entradas y registros por orden judicial, 9 de ellas en Catalunya y otra en Estepona (Málaga).

Los detenidos, uno de los cuales ha ingresado en prisión -el cabecilla de la banda-, vendían los billetes falsos de 10, 20 y 50 euros a través de la internet profunda para después enviarlos a sus destinatarios mediante el servicio de empresas de paquetería.



Gracias a los beneficios obtenidos con esta falsificación y venta de billetes, la organización criminal había diversificado su actividad delictiva, y se dedicaba también al cultivo y tráfico de marihuana y a cometer estafas bancarias.

A los 14 arrestados -7 en Tarragona, 5 en Barcelona, uno en Lleida y otro en Estepona-, se les atribuye los delitos de falsificación de moneda, tráfico de drogas, estafa, defraudación de fluid eléctrico y pertinencia a grupo criminal.

La investigación, llevada a cabo por agentes de la División de Investigación Criminal (DIC) adscritos a la Unidad Central de Falsificación de Moneda de los Mossos y por la Brigada de Investigación del Banco de España de la Comisaria General de Policía Judicial (UDEF-Central), ha concluido que se trata de uno de los grupos criminales más activos en falsificación de moneda en el 2021, llegando a falsificar billetes por valor de medio millón de euros.

Esta investigación conjunta de Mossos y Policía Nacional comenzó a mediados del pasado mes de noviembre, tras detectar la circulación de una gran cantidad de billetes fraudulentos, de 20 y 50 euros, que presentaban elementos comunes de falsificación.

Las pesquisas policiales determinaron que el grupo criminal había diseñado un entramado para fabricar los billetes falsos y, posteriormente, venderlos a través de la internet profunda de forma que las operaciones quedaran protegidas de una eventual acción policial.

Además de enviar los billetes falsos a sus destinatarios mediante mensajería, los estafadores, ubicados en Barcelona, introducían también los billetes falsos en el circuito económico formal mediante compras realizadas a través de una conocida plataforma de compraventa de productos.

Para hacer estas compras, utilizaban personas ajenas al grupo criminal, ofreciéndoles ofertas de trabajo fraudulentas.

El objetivo era que los investigadores no relacionaran a estas personas con la actividad delictiva y así ser identificadas como víctimas cuando denunciaban haber recibido billetes falsificados.

Asimismo, además de la falsificación, el grupo criminal cometía estafas al apropiarse de los datos personales de las personas a quienes ofrecían trabajos a través de una conocida plataforma de oferta y demanda de ocupación, normalmente, trabajo de chóferes.

La organización criminal estaba liderada por una mujer y su hijo, quienes se encargaban de adquirir los hologramas y añadirlos a las impresiones de los billetes realizadas con impresoras modificadas.

Las investigaciones han permitido además localizar los tres laboratorios de fabricación de los billetes falsos situados en las localidad tarraconenses de Salou y Reus y en Tarragona ciudad.

Ante la gran demanda que tenía la banda, sus líderes instruyeron a otras personas de su confianza para que también fabricaran billetes falsos y, de este modo, poder diversificar y ampliar la actividad delictiva, una de las cuales residente de Estepona (Málaga), donde fue arrestada.

En los registros policiales, se intervinieron 25.000 euros falsos en billetes de 50 euros y 6.000 euros falsos en billetes de 10 euros, 2 impresoras de alta resolución, 1 escáner y papel para la falsificación de billetes y banda holográfica.

Además, han incautado 2 armas detonadoras y 1 ballesta, material informático y varios dispositivos móviles, 240 plantas de marihuana, 1.200 kilos en cogollos y ocho placas y media de hachís listas para vender.
noticias de noticiasdenavarra