La enseñanza en euskera aglutina 1.480 solicitudes en 3 años, el 75,6% en la red pública

Registra un descenso del 5,8% al caer la natalidad, de forma acusada en ciertas zonas

23.03.2022 | 19:47
Escolares del CP San Francisco de Pamplona

La enseñanza en euskera ha recabado un total de 1.480 preinscripciones en 3 años para el próximo curso 2022-23, el 75,6% en las 82 escuelas de la red pública y el resto en las quince ikastolas de la concertada. Estos datos provisionales ,recabados por la asociación de directoras y directores de centros públicos de modelo D (Nize) y la Federación Navarra de Ikastolas (NIE), muestran un descenso del 5,8% con respecto a los escolares inscritos este curso en el modelo D (1.572).

La caída es superior al descenso que, un año más, refleja el censo de niños y niñas nacidas en Navarra, sin embargo, habrá que esperar a conocer los datos globales para ver si la enseñanza en euskera pierde espacio en la tarta o lo mantiene a pesar del menor número de solicitudes. La etapa de Infantil no es obligatoria y no todas las familias deciden escolarizar a sus hijos.

A diferencia de la última prematrícula, en el el descenso afectó más a las ikastolas, en esta ocasión es la enseñanza pública la que sufre una caída más pronunciada. En concreto se han recabado un total de 1.120 solicitudes de 3 años, lo que supone una caída del 6,5% con respecto a este curso. Un descenso que la asociación prevé analizar en una reunión prevista para hoy. En la zona de Pamplona y la Comarca, donde la competencia es mayor, hay localidades que crecen, como Barañáin (de 24 a 32), Ansoáin (de 34 a 39), Huarte (de 19 a 22) o Zizur Mayor (de 44 a 59) mientras que otras, Sarriguren (de 60 a 40), Mutilva (de 59 a 48), Villava (de 36 a 25) u Orkoien (de 27 a 15), registran caídas importantes.

En lo que respecta a la capital, San Francisco (de 24 a 36) y Bernart Etxepare (de 30 a 36) aumentan sus preinscripciones mientras que Mendigoiti (de 58 a 46), Patxi Larrainzar (de 39 a 32), Hegoalde (de 48 a 41) o Buztintxuri (de 44 a 38) pierden varias solicitudes. Las otras escuelas presentan variaciones son insignificantes.

En el resto de Navarra, la dependencia de la natalidad aún es mayor y todos los años en algunas escuelas se registran grandes variaciones en función del número de nacimientos. Destacan los descensos que se observan en Olazti (de 11 a 5), Arbizu (de 18 a 9), Elizondo (de 15 a 7), Lekunberri (de 22 a 14 ), Irutzun (de 25 a 20) o Estella (de 24 a 19) mientras que Tafalla (de 17 a 20), Larraintzar (de 8 a 15), Gares (de 22 a 31) o Garralda (de 6 a 11) crecen.


"Salvan" la caída


Desde la Federación Navarra de Ikastolas, a pesar de que baja de 373 a 360 solicitudes, la valoración es satisfactoria ya que consideran que han salvado una nueva caída de la natalidad. Destaca la recuperación de Paz de Ziganda de Villava, que pasa de 63 a 74, y las subidas de San Fermin hasya 98, Andra Mari, de Etxarri, de 18 a 22, Zangoza, de 5 a 8, Erentzun, de 7 a 8, y Lesaka, de 4 a 5.
Por su parte, desde NIE muestran su preocupación por Jaso, que no termina de remontar con 29 solicitudes, y las caídas de Tafalla (de 25 a 18), Tudela (15 a 8) o Iñigo Aritza (de 21 a 16). Otras, como Arangoiti de Lumbier ha pasado de 9 a 2, "sin embargo, se debe a la natalidad ya que casi el 100% de los niños y niñas de Lumbier han elegido la ikastola".

A juicio de la Federación Navarra de Ikastolas, la bajada registrada en estos centros "se corresponde más o menos con la caída de la natalidad y en algunas zonas donde la caída era mayor hemos mantenido el tipo".


Un 29,5% del total


En cualquier caso habrá que esperar a conocer los datos globales para ver cómo queda el modelo D en comparación con el resto de opciones. Y es que muchas veces el número de censados no se corresponde con los que finalmente realizan la preinscripción. Este curso, la enseñanza en euskera recibió 1.572 solicitudes de admisión de 3 años, lo que supone el 29,5 del total (5.323). l

noticias de noticiasdenavarra