"Regular la prostitución es avalar un Estado proxeneta"

La Ministra de Justicia aboga por abolir esta práctica para evitar la trata sexual

02.04.2022 | 00:14
La ministra de Justicia Pilar Llop, ayer en Bilbao. Foto: E.P.

Bilbao – La ministra de Justicia, Pilar Llop, afirmó ayer que "regular" la prostitución supondría "perpetuar el machismo" y situar al Estado como "proxeneta", por lo que ha abogado por abolirla. En declaraciones a Radio Popular, Pilar Llop analizó además las reuniones mantenidas este jueves en Vitoria con la consejera vasca de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, y con el lehendakari Iñigo Urkullu.

La ministra se refirió a los avances en la elaboración de la ley integral contra la trata de seres humanos con la que se busca "una regulación integral que aborde todos los aspectos, no solo los penales". Así, subrayó que ha encomendado la constitución de una sección especial de la Comisión General de Codificación para la elaboración de una ley integral contra la trata en todos los aspectos, que abarcarían "trata laboral, mendicidad, tráfico de órganos, así como la trata con fines de explotación sexual". "Hay que abolir la prostitución porque ésta provoca que exista trata. Si no se ataca la demanda de prostitución seguiremos teniendo trata", ha denunciado, para añadir que se necesita un "compromiso firme y contundente contra la prostitución".

En este contexto, reconoció que hay "distintas corrientes", de tal forma que el prohibicionismo trata de "erradicarla, pero actuando sobre el cliente y también sancionando la mujer", mientras el regulacionismo busca dar "una regulación laboral, con Seguridad Social y pago de impuestos". "Es algo que rechazamos desde el Gobierno ya que regular la prostitución es perpetuar el machismo. Es algo tan patriarcal que una persona pueda pagar para consumir los cuerpos de otras personas, que en su mayoría son mujeres, que perpetua la desigualdad. Hay un desequilibrio de posiciones que perpetúa el machismo. El regulacionismo no se puede admitir y sería como admitir que un Estado es proxeneta si cobra impuestos por esa actividad", aseguró. Por último, expresó que el abolicionismo busca "sancionar al cliente y ayudar a la víctima para que pueda salir de esa situación" y proporcionarle una "salida digna".

Respecto a la violencia de género, Llop consideró preocupante que se reproduzcan "estereotipos machistas entre personas muy jóvenes" pese a que en el Estado no existe la "violencia institucional", ya que las instituciones se han "volcado en adoptar medidas y lanzar herramientas" para luchar contra este tipo de violencia.

noticias de noticiasdenavarra