Descubren vías genéticas que mutan células sanas en un linfoma poco frecuente

12.04.2022 | 11:50
Fachada del Centro de Investigación Médica Aplicada.

Investigadores del Cima Universidad de Navarra han descubierto nuevas vías genéticas que provocan la mutación de las células sanas y su transformación tumoral en la macroglobulinemia de Waldenström, un linfoma de células B poco común.

Este linfoma representa el 2 % de las enfermedades hematológicas malignas, si bien comparte con otros tipos de linfoma la mutación del mismo gen (MYD88), informa el CIMA que subraya que este hallazgo podría contribuir a la detección precoz de este y otros linfomas de células B con mutaciones en MYD88.

"Sabemos que las células de tumores sólidos y de leucemias mieloides acumulan mutaciones años antes de que aparezca la enfermedad. Sin embargo, en el caso de los linfomas de células B no había información contrastada", explican José A. Martínez-Climent y Bruno Paiva, investigadores del Programa de Hemato-Oncología del Cima Universidad de Navarra y directores del trabajo colaborativo.

Ahora, gracias a la información obtenida de muestras de pacientes, han generado en los laboratorios "un modelo de ratón con macroglobulinemia de Waldenström para estudiar los cambios genéticos en estadios tempranos", apuntan.

Según detallan los investigadores, descubrieron "vías genéticas y transcripcionales que impulsan la transformación maligna. Es decir, el origen del linfoma se presenta antes de la mutación celular, por lo que es fundamental ahondar en el conocimiento de los cambios genéticos adicionales en estas células".

La presencia de estas vías genéticas en linfocitos B normales podría ser un marcador 'ultra-precoz' de riesgo de desarrollar linfoma.

"Esta información da paso a nuevas estrategias de detección temprana de esta enfermedad, así como a seguir investigando en métodos alternativos para evaluar la eficacia del tratamiento en este tipo de linfomas, dada la falta de especificidad de la mutación en MYD88, ya que está presente en células normales", concluyen.

Sara Rodríguez, Ion Celay, Ibai Goicoechea y Cristina Jiménez son los primeros autores de este trabajo colaborativo, que se ha realizado en el marco del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA) y del CIBER de Cáncer (CIBERONC).
noticias de noticiasdenavarra