Condenado por acusar de una agresión falsa a un policía foral

Presentó una denuncia ante la Guardia Civil en la que dijo que le agarró del cuello en un control

09.01.2020 | 06:19
Imagen de un control de seguridad ciudadana de la Policía Foral.

PAMPLONA - La titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona ha condenado a un varón de 32 años de edad, vecino de una localidad de la Ribera de Navarra, como autor confeso de un delito de acusación falsa, al haber denunciado falsamente a un agente de la Policía Foral por haberle agredido en un control, unos hechos que nunca sucedieron. La magistrada ha impuesto al acusado el pago de una multa de 2.880 euros.

La sentencia, dictada por conformidad de las partes, declara como hechos probados que el acusado, con antecedentes penales no computables a los efectos de la aplicación de la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal de reincidencia, acudió sobre las 21.15 horas del 29 de octubre de 2015 al puesto de la Guardia Civil situado en Cascante para interponer una denuncia contra un agente de la Policía Foral.

En concreto, relata la sentencia, el acusado hizo constar en la denuncia que ese mismo día, en un control policial realizado por parte de la Policía Foral, había sido agredido por uno de los agentes, el cual sostenía que le había colocado la mano alrededor del cuello y le había provocado un dolor cervical. Sin embargo, advierte la resolución dictada por el Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona, la citada afirmación es "absolutamente contraria a la realidad, puesto que los hechos en modo alguno habían ocurrido de esa manera".

Al respecto indica que la denuncia del acusado se tramitó en el Juzgado de Instrucción número 3 de Tudela, lo que dio lugar a la incoación de diligencias previas con fecha 16 de noviembre de 2015, las cuales fueron sobreseídas libremente el 24 de noviembre de 2015. A raíz de estos hechos, fueron incoadas diligencias contra el acusado por un delito de acusación falsa, en el que el agente de la Policía Foral denunciado falsamente ejerció la acusación particular, representado por el letrado del Gobierno de Navarra.

Antes de la celebración del juicio, las partes personadas en la causa alcanzaron un acuerdo por el cual el acusado ha sido condenado como autor de un delito de acusación falsa, por el que deberá abonar una multa de 2.880 euros, concluye la resolución.