Un trabajador fallece al ser atrapado por la pala de una máquina en Sunbilla

Abdelali El Haou, de 52 años y vecino de Doneztebe, cargaba contenedores de leña en el barrio de Añerdi
La Policía Foral investiga las causas del siniestro, que se produjo sin testigos

23.01.2020 | 07:59
Explanada en la que se produjo el accidente laboral.

Un trabajador vecino de Doneztebe, Abdelali El Haou, de 52 años y origen marroquí, falleció ayer por la tarde como consecuencia de un accidente laboral ocurrido en el término municipal de Sunbilla, al ser atrapado por la pala de una máquina con la que estaba cargando leña. La Policía Foral investiga las circunstancias en las que se produjo el siniestro, del que no hay testigos.

El accidente ocurrió en una explanada situada en el barrio de Añerdi, en las proximidades de la boca norte del túnel de Sunbilla de la carretera N-121-A, que es usada como lugar de almacenamiento de madera, piquetes y otros materiales de construcción. Fue otro trabajador el que alertó al centro de coordinación de SOS Navarra a las 15.40 horas al encontrar al operario ya fallecido. Según las primeras pesquisas, el vecino de Doneztebe se encontraba trabajando solo en el lugar manejando una máquina con una pala tipo manitou con la que estaba cargando o descargando contenedores metálicos con leña en un camión.

En un momento dado, se habría bajado de la máquina y habría resultado atrapado por la pala por causas que investiga la Policía Foral. Hasta el lugar se trasladaron agentes de Tráfico del Cuerpo autonómico, así como miembros de la Brigada de Atestados, que se hicierion cargo de las investigaciones. También acudieron bomberos del parque de Oronoz que desatraparon al trabajador e intentaron reanimarlo, y el equipo médico de la zona, que solo pudo confirmar el fallecimiento. El cuerpo fue trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en Pamplona.

Casado y padre de dos hijos

Casado y padre de una hija de 18 años y un hijo de 12, el fallecido vivía en la calle Parroquia de Doneztebe, cerca de la iglesia de San Pedro, y formaba parte de una familia numerosa, integrada por una decena de hermanos, que llevaba más de diez años en Navarra. Uno de sus hermanos vive en Narbarte, donde Abdelali también residió, y otro en Gartzain, y casi todos trabajan en labores forestales para ayuntamientos de la comarca realizando cierres con piquetes, limpiezas de bosques o plantaciones.

Geroa Bai trasladó ayer su solidaridad y apoyo a la familia del fallecido, a sus compañeros y a las personas allegadas, a través de un comunicado, en el que destacó que "resulta fundamental la implicación de todos los agentes involucrados en la prevención laboral para que, de forma conjunta, se haga frente a esta grave problema". Consideró "esencial cumplir de forma rigurosa con la normativa legal" y subrayó la importancia de "la generación de empleo de calidad".