La Policía Foral atiende 78 requerimientos ciudadanos este fin de semana

40 corresponden a seguridad ciudadana y 38a seguridad vial

09.08.2020 | 14:02
La Policía Foral atiende 78 requerimientos ciudadanos este fin de semana

La Policía foral ha atendido este fin de semana 78 requerimientos ciudadanos, 40 de ellos correspondientes a seguridad ciudadana y 38 a seguridad vial, aunque los ruidos y molestias vecinales son las intervenciones a requerimiento del ciudadano más numerosas.

Han sido 18 y por este motivo se han movilizado recursos a Acedo, Aizoáin, Alsasua, Aoiz, Arre, Artieda, Corella (3), Eraul, Huarte, Lizoáin, Lumbier (2), Murchante, Murillo el Fruto, Oronoz y Santacara.

Les siguen los avisos que informaban de posibles vulneraciones a la normativa actual por la crisis del covid-19, con 16. Se ha acudido a Berriozar (4), Cascante, Cirauqui, Etxarri-Aranatz (2), Galdeano, Orkoien, San Martín de Unx y Pamplona, donde se ha propuesto para sanción a una persona que caminaba por la calle sin mascarilla.

Además, patrullas de la Policía Foral instaron al personal de un establecimiento en Olite a cumplir las medidas sanitarias, en Ziga tuvieron que desalojar la sociedad del pueblo, en Pamplona se identificó a los participantes de una concentración no autorizada contra el uso de las mascarillas y en Zizur Mayor se acudió en apoyo de la Policía Municipal de la localidad para dispersar a un grupo numeroso de personas (entre 50 y 60) que estaban reunidas haciendo botellón.

Por peleas y conflictos se ha acudido a cinco localidades: En Ansoáin, en apoyo a la Policía Municipal que atendía una pelea callejera y que detuvo a un hombre por desobediencia; en Pamplona, a urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra, donde un varón ebrio estaba causando problemas y a Andosilla, Artica y Berriosuso por distintos conflictos.

También se detuvo en Cascante a un varón como posible autor de un delito de violencia de género y las policías municipales de Burlada y Tudela pusieron a disposición de la Policía Foral en calidad de detenidos a dos personas, como posibles autoras de un delito de violencia machista y otro de resistencia y desobediencia.

En cuanto a seguridad vial, se han atendido veinte accidentes viales y doce ayudas en carretera, todas ellas realizadas en vías de alta capacidad o en carreteras de la red principal con alta densidad de tráfico como la N-121-A.

En esta vía se han producido dos averías en otros tantos vehículos pesados en el interior de los túneles de Belate, que obligó a cerrarlos temporalmente hasta que pudieron reanudar la marcha.

Por colisiones entre vehículos se han atendido doce accidentes en Arakil, Berrioplano, Cordovilla (2), Lesaka, Lorca, Monreal, Navascués, Olazagutía, Tudela, Zizur Mayor y Zizur Menor, donde no se han producido heridos.

Por salidas de vía se han realizado diligencias en siete ocasiones; Andosilla (una persona trasladada), Beasoáin, Cordovilla, Corella (salida con vuelco), Larraga (una persona herida trasladada en ambulancia al CHN) y Marcalain (salida con vuelco).

En Errea, se localizaba un vehículo todo terreno fuera de la calzada y patrullas de seguridad ciudadana y de seguridad vial de las comisarías de Sangüesa y Pamplona localizaban al conductor, que dio positivo en las pruebas de alcohol y drogas. Por atropellos a animal se han atendido dos accidentes en Monreal y San Martín de Unx.

Por otro lado, agentes del Grupo de Delincuencia del Automóvil de la Policía Foral detectaron en Pamplona a una persona conduciendo un ciclomotor eléctrico por un carril bici. La conductora, una vecina de Berrioplano de 27 años indicó a los agentes que en el momento de la compra no le informaron de la necesidad del permiso de conducir.

La patrulla le advirtió expresamente que estaba conduciendo un ciclomotor eléctrico y que eran necesarios los requisitos administrativos correspondientes como el seguro obligatorio o el permiso de circulación además del permiso de conducción AM, el cual no poseía.

A la media hora la volvieron a sorprender circulando por otra calle de Pamplona, en esta ocasión siendo consciente de las necesidades que requerían conducir el vehículo con el que circulaba. Por esto, los agentes le informaron que se le iba a investigar como posible autora de un delito contra la seguridad vial por circular sin haber obtenido nunca permiso.

Además, fue sancionada administrativamente por carecer el vehículo de los requisitos administrativos.

El otro de los imputados es un vecino de Barañáin de 37 años que circulaba por la ronda de Pamplona (PA-30) con una tasa de alcohol delictiva.

Finalmente, se ha denunciado a tres conductores en Elizondo, Zizur Mayor por circular influenciado con sustancias estupefacientes y con una tasa superior a 0,25 miligramos por litro respectivamente y en Aoiz por circular con una tasa de 0,31 miligramos por litro, por posesión de marihuana, que arrojó por la ventanilla y por hacer caso omiso a las indicaciones de los agentes dándose a la fuga.
Lo último Lo más leído