La Policía Nacional detiene a un vecino de Tudela por robarle la luz a su vecina octogenaria durante 6 años

La perjudicada llevaba todo ese tiempo pagando de más en la factura que había aumentado de 60 euros hasta 230 euros

25.03.2021 | 12:46
El "pinchazo" de la línea se produjo al realizar trabajos de reparación en el baño de un morador del inmueble

La Policía Nacional detuvo esta semana en Tudela a un varón de 58 de edad como presunto autor de un delito de defraudación de fluido eléctrico cometido contra una de las vecinas de su edificio de 84 años de edad.

Los hechos comenzaron hace aproximadamente seis años cuando la perjudicada detectó, en sus facturas de la luz, un aumento significativo del consumo y gasto. Concretamente la factura pasó de unos 60 euros a alcanzar 230 euros sin que la moradora hubiera aumentado el uso de equipos eléctricos.

Tras ponerse en contacto con la compañía proveedora y revisar varias veces del contador, la respuesta fue siempre que todo estaba en las debidas condiciones y que el fallo se debía a una contratación insuficiente de potencia. Al no conseguir subsanar el error y ya que las facturas continuaban al alza provocando una gran intranquilidad en la víctima, esta decidió, hace aproximadamente un año, contratar a un electricista particular que solicitó a la comunidad vecinos hacer obras para llegar a las conducciones internas del edificio. Es entonces cuando se descubre que existía un "pinchazo" en la línea detrás del contador del domicilio de la señora y que esa derivación penetraba en otra vivienda del inmueble.

La vecina perjudicada se personó en la Oficina de Denuncias de la Policía Nacional de Tudela para dar cuenta de lo acontecido.

Tras la denuncia interpuesta, se inició una investigación en colaboración con la Policía Local de Tudela, determinándose que el "pinchazo" de la línea se produjo (aprovechando que el cableado del edificio discurre por la zona de ventilación existente en los baños de las viviendas), al realizar trabajos de reparación en el baño de un morador del inmueble, quien aprovecho esta circunstancia para conectarse ilegalmente a la red de la vecina.

El pasado 23 de marzo la Policía Nacional de Tudela puso fin a esta situación, procediendo a la detención de un vecino de la finca y practicando las diligencias de investigación que han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Tudela.