Detenido en Ribaforada por morder a un policía tras no pagar en un bar y negarse a salir de un coche ajeno

La Policía Foral ha detenido desde el domingo 12 de diciembre a diez personas y ha abierto diligencias penales a otras trece como presuntas autoras de distintos delitos

19.12.2021 | 10:56
Imagen de agentes de la Policía Foral en Ribaforada

La Policía Foral ha detenido esta semana a un hombre de 25 años en Ribaforada por atentado a agente de la autoridad tras morder en un dedo a un agente del cuerpo. El detenido se negó a pagar las consumiciones en un bar, se encontraba en el interior de un coche que no era de su propiedad del que se negaba a salir y mordió en un dedo a un agente de la Policía Foral, causándole heridas en una de las falanges.

También por atentado a agente de la autoridad se ha detenido a otros dos varones. El primero de 26 años en San Adrián, al que también se investiga por un delito contra la seguridad vial por circular con una tasa de alcohol delictiva; y el segundo de 39 años en Noáin.

La Policía Foral ha detenido desde el domingo 12 de diciembre a diez personas y ha abierto diligencias penales a otras trece como presuntas autoras de distintos delitos. A una de ellas por dos delitos, alcoholemia e incumplimiento de medida judicial. A uno de los detenidos también se le investiga por un delito contra la seguridad vial por dar positivo en alcoholemia.

Entre viernes y sábado, en las oficinas de atención al ciudadano se han recogido 38 denuncias penales (33 por delitos contra el patrimonio, cuatro por delitos contra las personas y una por acceso ilegal informático) y se han movilizado recursos para atender 148 requerimientos ciudadanos.

Por violencia de género se ha detenido a dos varones en Pamplona, a otro en Orkoien y, por un delito contra la indemnidad sexual, a un tercero en Sangüesa. Y en el Paseo Sarasate de Pamplona ha sido detenida una persona por desobediencia a agente de la autoridad, después de que estuviera molestando e increpando a los ciudadanos con los que se cruzaba.

Por otro lado, en Araitz, un ciudadano alertaba que dos personas le habían robado su vehículo. Al seguirlos habían abandonado el coche y salido huyendo. La patrulla de seguridad ciudadana de la comisaría de Alsasua movilizada, localizaba posteriormente a una de ellas, a la que le constaban numerosos antecedentes delictivos, y era detenida por un delito de hurto de uso de vehículo a motor.

Además, esta madrugada, en el barrio de la Rochapea de Pamplona, una patrulla recibió quejas vecinales por música alta proveniente de un bar. En el establecimiento identificaron a una mujer de 30 años que tenía un señalamiento en vigor de búsqueda, detención y personación impuesto por un juzgado pamplonés.

Además del detenido en San Adrián, por superar la tasa de alcohol marcada como delictiva, se investiga a diez conductores más. Dos en Pamplona, por conducción irregular; uno en Mendavia, tras salirse de la vía, colisionar contra una farola y cuadruplicar la tasa de alcohol. También se investiga a otros tres en Marcilla, Zizur Mayor y Huarte implicados en tres colisiones. Al último se le investiga, además, por un posible incumplimiento de una medida de alejamiento).

Otra de las personas investigadas, en Elcano, fue trasladado a dependencias policiales para identificación al no portar documento acreditativo. También se investigan a sendas personas en Burlada, tras una salida de vía con vuelco; Lekunberri y Villava. Además, por conducir sin permiso por pérdida de puntos, se investiga a otro conductor en Pamplona.

Finalmente se investiga a dos personas como presuntas autoras de distintos delitos. En Tudela por un delito de lesiones y en Pamplona por uno de malos tratos en el ámbito familiar.

MEDIACIÓN CON PERSONAS AGRESIVAS O CONFLICTOS

Las patrullas de las distintas comisarías territoriales han sido requeridas para mediar con personas agresivas, en Etxarri-Aranatz, Olave y Mutilva; o que generaban conflictos en locales comerciales o de ocio en Noáin, Olite, Bera, Cordovilla y dos en Pamplona, varones varones ebrios que no querían abandonar zonas comerciales y centros sanitarios.

También se ha prestado apoyo a personal sanitario en cinco ocasiones: dos en Pamplona para evitar posibles altercados por acumulación de gente solicitando pasaporte Covid, en Larraga, Olave y Urdiáin. Por agresiones y peleas se acudía a Ribaforada, Orkoien, Pamplona y Cintruénigo.

Un fin de semana más, el capítulo de molestias y ruidos ha sido uno de los que más número de intervenciones ha generado. Por colocación de cartelería en contra de la vacunación infantil (Pamplona), carreras de vehículos (Egüés), jóvenes causando daños en la casa de juventud (Alsasua), molestias vecinales (Elcano, Oricáin, Orkoien, Beriáin, Marcilla y Tajonar), discusión entre conductores (Cordovilla), jóvenes en una bajera haciendo uso de pirotecnia (Zizur Mayor) o daños en mobiliario urbano (Elizondo).

 

noticias de noticiasdenavarra