La pamplonesa invidente que cayó a una alcantarilla: "Noté que los pies no tenían suelo, fue horrible"

María del Pilar Barranco Serrano sufrió la fractura del húmero y del peroné en el barrio de la Rochapea

08.03.2022 | 15:56
Arqueta por la que cayó la mujer

Fracturas del húmero izquierdo y el peroné derecho. Y un fuerte traumatismo cráneoenfalico. Es el balance de las lesiones sufridas por la pamplonesa María del Pilar Barranco Serrano, de 59 años, que el lunes se cayó por el hueco de una arqueta cuando paseaba por la avenida Marcelo Celayeta y que ahora va "estar muy limitada" durante varios meses. "Noté que los pies no tenían suelo, solté a mi perrita y me di un golpe en la cabeza con un tubo. Fue una sensación horrible", ha relatado este martes desde su domicilio.

SABER MÁS Trasladada al HUN una mujer invidente de 59 años tras caer tres metros por el hueco de una arqueta en Pamplona

La mujer, que desde los 21 años sufre retinosis pigmentaria, se dirigía a tomar un café a una cafetería con su marido Julián Fernández y su perra guía Xelva, una labradora negra. "Iba con mi marido, que tiene visión reducida. Habíamos estado en el centro de salud y habíamos estado caminando", relata. Todo sucedió a la altura del número 50 de la avenida Marcelo Celayeta, donde "había unos operarios de telefonía poniendo cables y la arqueta estaba abierta. Ellos dicen que había una barrera muy baja, pero yo no recuerdo chocar con nada", asevera.

Al llegar al hueco de la arqueta, María del Pilar notó que "los pies no tenían suelo" y que tras soltar a su perra, cayó y se golpeó en la cabeza. "Había tubos, cables... Con la adrenalina, no sentí que tuviera nada roto. Pensé que lo del pie sería un esguince. Entre el operario que estaba adentro y el de afuera colocaron la escalera y salí por mi propio pie a la calle ".

La mujer destaca que "los operarios se portaron muy bien. Llamaron a una ambulancia y también vino la Policía Municipal. Hicieron fotos y después me llamaron y me preguntaron si había chocado con alguna valla. Les dije que no y me dijeron que tenía que haber habido una barrera de un metro de altura y que fuera pesada".

En el hospital, se confirmó que la vecina de la Rochapea tenía "rotos el pie derecho y el codo izquierdo. Me los han escayolado. Gracias a que los huesos no se han desplazado pude salir por la escalera.". Además, en el centro hospitalario le hicieron "un escáner de la cabeza y vieron que estaba todo bien".

VENDEDORA DE LA ONCE


María del Pilar, que fue vendedora de la ONCE y ya está jubilada, lamenta que ahora va a tener que estar "muy limitada durante varios meses. Me han facilitado una silla de ruedas, porque el pie me dijeron que iba a tardar en curarse entre dos y tres meses, y el brazo un mes aproximadamente". Para mayores complicaciones, la fractura se produjo en el brazo izquierdo, que es con el que llevo a mi perra guía, así que vamos a tener que practicar para darle órdenes de otra forma y que me ayude mi marido".

La mujer, que vive con su esposo y su perra guía, también tendrá la ayuda de su hijo Eber, que trabaja como cocinero. "Hoy ha venido a hacernos la comida. Antes estaba limitada, pero ahora voy a depender de mi marido y de mi hijo para casi todo". María del Pilar cree "si la arqueta hubiese estado bien vallada, no tendría porque haberme caído. El operario que estaba arriba tampoco se percató y yo no noté chocarme con ninguna barrera", incide.

noticias de noticiasdenavarra