Dos a la carrera

28.02.2020 | 03:09

QUEEN & SLIM

Dirección: Melina Matsoukas. Guión: Lena Waithe, James Frey. Intérpretes: Daniel Kaluuya, Jodie Turner-Smith, Chloë Sevigny, Bokeem Woodbine. País: EEUU. 2019. Duración: 132 minutos.

Si en lugar de 132 minutos, Queen & Slim se hubiera quedado en 80, tal vez estaríamos ante la road movie ejemplar de la década. Si en lugar de perderse en aventuras y situaciones absurdas, que buscan sorprender e impactar, hubiera atendido a lo esencial y hubiese profundizado en las aristas, diferencias y aceptamientos de sus dos principales personajes, sería el Dos en la carretera del siglo XXI. Pero Melina Matsoukas nada parece saber de la continencia y el equilibrio. Tanto le da aventurarse en la denuncia y el alegato del racismo en EEUU como girar y girar de manera caprichosa incapaz de avanzar en un relato que confunde lo anecdótico con lo esencial.

Lo más admirable de esta narración que denuncia la violencia policial y el racismo, reside en sus minutos iniciales. En ellos, una pareja sin apenas conocimiento previo, comparten una ¿cena? en un típico local de comida rápida estadounidense. Sus diferencias de carácter y preparación son obvias. Son incompatibles hasta que un incidente con un policía provoca una situación grave que deviene en huida desesperada y en proceso iniciático de tan extraña pareja.

Para Melina Matsoukas, cuyo ADN es un auténtico ttutti frutti de orígenes griegos, jamaicanos, judíos y cubanos, y cuyo currículum poco sabe de cine y mucho de videoclips al servicio de estrellas como Beyoncé, el relato no es sino un pretexto para ensayar toda suerte de recreaciones en situaciones, espacios y emociones que encuentra apetecibles. En consecuencia, no hay articulación posible ni coherencia en el devenir de esos dos fugitivos ni en el proceder de una policía y una sociedad que completan un demencial catálogo de absurdidad y sinsentido. A falta de un guión ensamblado y pulido, quedaría explotar la química de sus dos principales intérpretes. Pero aquí, Daniel Kaluuya, actor y modelo británico, proveniente de Black Mirror y protagonista de Déjame salir, ratifica una preocupante incapacidad para compenetrarse con Jodie Turner- Smith. Tampoco la realización ha sido cuidadosa ni ha habido rigor. Hay significativos problemas de racord impropios de un rodaje de alto presupuesto. Demasiados descuidos.