Punto de Vista 2020

Miradas emergentes

06.03.2020 | 01:32
Miradas emergentes

Un año más, tres cineastas presentarán sus respectivas candidaturas entre hoy y mañana al Premio X Films de Punto de Vista. Un galardón que les permitirá realizar un ensayo audiovisual en Navarra que se estrenará en el festival de 2021.

La X marca el lugar. El de la sesión en la que los tres cineastas seleccionados para optar al Premio X Films de Punto de Vista darán a conocer algunos de sus trabajos. En concreto, las proyecciones serán esta tarde, a partir de las 16.30 horas en la sala Corona de Baluarte, donde el público podrá ver Gure Hormek, de Maider Fernández Iriarte; Microfugas, un fragmento de O Quinto Evanxeo de Gaspar Hauser y otro de La estrella errante, de Alberto Gracia, y Footnotes to a House of Love y The Room Called Heaven, de Laida Lertxundi. Y mañana, los tres presentarán ante el jurado de este apartado, formado por Cristina Cámara Bello, Darío Oliveira y Nathalie Trafford, el proyecto de ensayo audiovisual que, de hacerse con el galardón, filmarían en Navarra durante este año. La propuesta ganadora se conocerá mañana durante la clausura del festival.

Punto de Vista inició en 2010 este proyecto para ofrecer a documentalistas españoles emergentes la posibilidad de realizar una creación audiovisual en forma de ensayo en Navarra. Con un propósito doble: por un lado, facilitar a los realizadores la posibilidad de desarrollar una obra nueva; por otro, que dichas obras, año tras año, vayan creando un conjunto de piezas que supongan el acercamiento de esas nuevas voces del documental al territorio foral. Se genera así una poliédrica mirada sobre Navarra a lo largo de los años; pero a su vez, y principalmente, se potencia la creación audiovisual de no ficción y se convierte a Punto de Vista en cita obligada en el calendario para documentalistas de mirada inquieta.

 

Maider Fernández Iriarte

Un mapa, un corazón, una tarotista...

Para la educadora y cineasta Maider Fernández Iriarte, participar en X Films es "un honor" porque "es un programa que sigo desde siempre", al igual que el festival, al que ha acudido en numerosas ocasiones como espectadora y el año pasado como realizadora con Amor siempre. "Poder volver este año a esta convocatoria tan especial me halaga y me ilusiona, pero por otro lado me asusta, porque es una forma de abordar un proyecto a partir de determinadas condiciones", indica, aunque a la vez también le resulta atractiva la idea de tener que asumir una serie de normas, como filmar en Navarra una pieza en forma de ensayo y en solitario, aunque esto último lo hace habitualmente.

Fernández Iriarte conoció Punto de Vista cuando aun estudiaba y de la mano de una profesora, Laura Ruiz de Larramendi, que era de Pamplona "y me acogió en su casa para que yo pudiera venir a ver películas". "Recuerdo que el primer año descubrí muchas voces y maneras de abordar realidades; fue rico y estimulante". A partir de ese momento, ha tratado de acudir a cada edición. Este año también está en Pamplona, "aunque no sé si voy a poder mucho porque dentro del programa X Films tenemos varios compromisos, pero no me gustaría perderme las sesiones de Anne Charlotte Robertson y quiero ver películas de compañeros como Xulia, de Lur Olaizola; Labo, de Jesús Palacios, y Enero, de Ione Atenea", las tres dentro del ciclo Paisaia. También cita Reserve, de Gerard Ortín, y Gorria, de Maddi Barber.

Por su parte, la realizadora donostiarra proyectará hoy Gure Hormek. Es un corto que realizó junto a María Elorza en 2016 y lo ha elegido porque "se hizo también a partir de una premisa, filmar paredes", cuenta. Y sigue: "La película es una reivindicación de las mujeres, sobre todo de aquellas a las que amamos; el proceso fue bastante singular y creo que va a tener que ver con mi forma de trabajar la propuesta que presento para X Films". De ella no puede contar mucho, "solo que tiene que ver con un mapa, un corazón, una tarotista y la idea de viaje y de encuentro con la gente".

Fernández Iriarte está inmersa, asimismo, en la promoción de su primer largo, Las letras de Jordi, que se exhibió hace unos días en la Filmoteca de Navarra. En ella cuenta la historia de Jordi, que nació hace 51 años con parálisis cerebral. Pero no se considera un enfermo. A pesar de no poder hablar, intenta charlar a través de su tabla de cartón. Es así como se comunicó con la cineasta. Cuando tenía 21 años sintió que Dios le hablaba por primera vez. Sin embargo, hoy, tras dejar su hogar y a sus padres y mudarse a una residencia, no siente la presencia de Dios. Jordi está vacío por su silencio. Esta película trata del amor a Dios y a la palabra de un hombre libre. El filme se estrena el próximo 13 de marzo y su creadora afirma que hacerla "ha sido una experiencia muy interesante y enriquecedora". Y estrenarla y que se vea en salas comerciales "es algo muy bonito; agradezco que suceda". "Creo que no deja indiferente a nadie, por lo que he podido comprobar a través de las críticas y en los espacios en los que he acompañado la proyección", concluye.

 

Alberto Gracia

Vídeo turístico sublimado

"Siempre es una alegría que te seleccionen para algo y te propongan expone tu punto de vista", afirma el gallego Alberto Gracia, "muy contento de poder aportar mi punto de vista al festival". Esta será su primera vez en Punto de Vista y desde la distancia "puedo decir que siempre me ha interesado", porque "arriesga en su programación y que tiene propuestas muy interesantes que tan solo se pueden ver aquí", lo que es "todo un lujo para la ciudad". Por eso este año piensa aprovechar y no quiere dejar escapar los trabajos de Ben Rivers, Elena Duque, Gerard Ortín y Agustina Comedi, Laura Huertas y Kathryn Elkin, de la Sección Oficial. Y "tienen pintaza la obra de Anne Charlotte Robertson y todas las películas de la sección An Oceanic Feeling, así como las de las cineastas en foco".

Sobre los trabajos que va a exhibir hoy, se trata del corto Microfugas y de dos fragmentos de dos largos, O Quinto Evanxeo de Gaspar Hauser y La estrella errante. "Creo que hay una línea de convergencia entre todas las obras que trataré de mostrar al público". Y al jurado de X Films les presentará un proyecto de ensayo que quiere que sea "una especie de vídeo turístico sublimado", tomando prestada "la expresión acuñada por el visionario Ballard para denominar a las que para él serían en el futuro las películas del siglo XXI". Para Gracia esto tiene "todo el sentido", teniendo en cuenta que "no he estado jamás en Pamplona", y, además, "estoy convencido de que los vídeos turísticos y los artísticos, sobre todo los autorreferenciales, son dos caras de la misma moneda, fruto del deseo y de la mirada". Eso sí, "la vuelta de tuerca es que en realidad es todo una ficción pura y dura".

 

Laida Lertxundi

Exploración autorreflexiva de la Sierra de Aralar

La bilbaína Laida Lertxundi está "encantada" de participar "en un festival lleno de otras mujeres, y con una visión heterodoxa de lo que es el cine". "Ha sido siempre un referente internacional para el cine de no ficción y he seguido su programación desde lejos". En su caso, han proyectado sus películas varias veces, "pero es el primer año en el que puedo estar en persona, así que estoy muy contenta". Lertxundi rueda fundamentalmente en 16 mm con no actores, paisajes y sonido diegético. "Mis películas combinan el rigor conceptual con exploraciones sensuales de lugares específicos, a la vez que son documentos de su propio proceso de creación". En ese sentido, "auno ideas del cine estructural con una perspectiva feminista radical de comenzar desde el cuerpo".

Estos elementos podrán verse en las dos películas que va a mostrar hoy. Footnotes to a House of Love "fue mi primera película y el proyecto que propongo en X Films es, de algún modo, un retorno a esa manera de hacer desde un nuevo contexto". Y The Room Called Heaven "la escogí para Garbiñe (Ortega) porque le gustó cuando la estrené en 2012".

Abundando en la propuesta de ensayo audiovisual, la cineasta cuenta que después de mucho tiempo fuera –ha impartido clases en universidades de California durante años–, "vivo un momento de enraizamiento en mi tierra". "La película que propongo combina lo conceptual y lo sensual y propone una exploración autorreflexiva de la región de la Sierra de Aralar en Navarra". La forma de trabajar será la siguiente: "Durante una residencia en una casa rural vasca, mis colaboradores y yo llevaremos a cabo una serie de ejercicios para performers y para la cámara". El proyecto explorará, así, "diferentes tipos de apoyo y de cuidado, dentro del hogar, entre amigos y entre los humanos y su entorno".

Para terminar, Lertxundi considera que festivales como Punto de Vista, donde la presencia femenina es bastante mayor que en otras citas cinematográficas ligadas a la industria, demuestra que cuando las mujeres se juntan "la manera de trabajar en red, las referencias y la programación son más libres y abiertas". "No sé si es un problema de industria o si es la estructura patriarcal de grandes hombres y discípulos lo que consciente o inconscientemente se sigue reproduciendo en otras citas", indica.

"Me asusta tener que abordar un proyecto a partir de ciertas condiciones, pero a la vez me resulta una idea atractiva filmar en Navarra y en forma de ensayo"

maider fernández iriarte

Cineasta

"Estoy convencido de que los vídeos turísticos y los artísticos, sobre todo los autorreferenciales, son caras de la misma moneda, fruto del deseo y de la mirada"

alberto gracia

Cineasta

"Mis películas combinan lo conceptual con exploraciones sensuales de lugares específicos, a la vez que son documentos de su propio proceso de creación"

laida lertxundi

Cineasta