Pequeñas editoriales salen al rescate de las librerías

Nórdica, Dos Bigotes y Barrett impulsan la campaña ‘Librerías, os echamos de menos’

02.04.2020 | 00:29

madrid – "Librerías, os echamos de menos. Y queremos que volváis. Todas". Es el mensaje con el que la editorial Nórdica ha comenzado una campaña que destina el 35% del importe de los productos que se compren en su web a la librería que el comprador elija y compensar de alguna forma el cierre de estos establecimientos durante el estado de alarma.

La iniciativa, explica el editor de Nórdica, Diego Martín, comenzó este pasado lunes inspirada en una campaña puesta en marcha en Italia por algunos editores durante el confinamiento llamada Adopta una librería, que consistía en destinar parte de la ventas de libros electrónicos a las librerías que decidieran los compradores, con la que tuvieran una relación o una conexión especial. Y una vez pasado el shock de los primeros días del estado de alarma, Diego Martín decidió que era el momento de ponerse manos a la obra. Antes, consultó su proyecto con la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros y con algunos libreros amigos, que le animaron. "Recibí enseguida un centenar de mensajes de libreros felices porque, aunque será poco dinero el que se recaude, se trata de arrimar el hombro y apoyarnos los unos a los otros", señala el promotor de esta iniciativa, a la que se han sumado ya otras pequeñas editoriales como Dos Bigotes o Barrett.

el comprador elige Este editor es consciente de que es un acto más que nada simbólico, de solidaridad con las librerías, para que sepan que editores, lectores y distribuidores siguen a su lado. Recuerda que, desde que comenzó su editorial, hace 14 años, se decidió que no venderían libros en papel en su web porque el mejor lugar para encontrarlos era una librería. Y solo venden por internet libros digitales y objetos literarios. Y ahora que las librerías están cerradas, quieren que el hecho de comprar libros electrónicos en su web suponga un apoyo directo a la librería favorita del lector. Así, al elegir una nueva lectura, o producto literario, el comprador puede indicar en las observaciones del pedido en qué librería le hubiese gustado comprar, y Nórdica ingresará el porcentaje correspondiente a esa librería (35%), como si se hubiese hecho la compra ahí. En dos días ha recibido 50 ventas en las que se han seleccionado 30 o 35 librerías de todo el Estado.