El fotógrafo Carlos Cánovas, premio Príncipe de Viana 2020

El Consejo Navarro de Cultura valora su obra y trayectoria expositiva, además de su labor como divulgador y teórico

17.07.2020 | 12:13
Carlos Cánovas, fotógrafo galardonado con el Príncipe de Viana.

pamplona – El Consejo Navarro de la Cultura y las Artes propuso ayer al fotógrafo Carlos Cánovas (Hellín, 1951) para el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2020. Se trata de la primera vez en 31 ediciones que el galardón recae sobre un fotógrafo. "Espero que ahora vengan más fotógrafos", apuntó Cánovas, ilusionado y agradecido ya que, el reconocimiento en casa, "es lo máximo a lo que puedes aspirar".

La consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola, fue la encargada de anunciar la resolución del premio, al que también concurrían Berri Txarrak y el jurista, político y escritor Jaime Ignacio del Burgo. "Carlos Cánovas ha destacado como profesional reconocido y admirado, que ha expuesto en museos, centros de arte navarros y nacionales, y cuenta con obras permanentes en muchos de ellos", expuso Esnaola, para destacar la importancia de su obra, "que forma parte de fondos fotográficos de la Biblioteca Nacional de Francia y del Instituto Valenciá d'Art Modern".

Además, según apuntaron ayer, el premio es también un reconocimiento no sólo su obra, sino también a su faceta como divulgador, teórico y su labor formativa. En ello hizo hincapié el pintor Pedro Salaberri, responsable de defender la propuesta al galardón para el fotógrafo, en nombre del Ateneo Navarro/Nafar Ateneoa. Salaberri recordó los inicios autodidactas de Cánovas: "De forma autónoma fue adquiriendo conocimientos y luego ha sido divulgador tanto de la técnica fotográfica como de la teoría", apuntó, para recordar que "ha formado a muchos de los fotógrafos que ahora nos acompañan y que forman parte de nuestro paisaje".

Asimismo el pintor navarro destacó que desde El Ateneo también reivindican su trabajo como creador, ya que "desde que empezó a hacer fotografías, ha tenido una visión muy concreta de qué quiere conseguir: él es un artista de los que tiene una forma de entender el mundo y de enfrentarse a la vida, y nos lo aporta". Y lo mejor que puede hacer un artista, aseguró emocionado, es aportar su forma de ver: "El arte tiene una virtud y es que amplía nuestra forma de las cosas y Cánovas, desde siempre ha tenido muy claras las ideas".

Una obra la suya "que no tiene edad", ya que las imágenes que tomó en 1970, cuando se compró su primera cámara fotográfica, "siguen vigentes y actuales". Y explicó: "Él no hace crónica ni busca la belleza, es al revés: pone belleza a los lugares humildes y los dignifica". Como ejemplo de ello citó Séptimo cielo, serie de fotografías que retrata escenarios cotidianos y cercanos al lugar donde vive Cánovas: "El paraíso lo pone cada uno con su inteligencia y con su talento. Y él lo hace, con su entorno".

trayectoria Carlos Cánovas nace en 1951 en Hellín (Albacete), pero reside en Pamplona desde el mismo año de su nacimiento. En los años 70 realiza su primer documental cinematográfico y en 1972 se compra su primera cámara fotográfica. Durante la década de los 70, centra su trabajo en fotografiar situaciones cotidianas y el paisaje urbano de Navarra.

Entre 1975 y 1980 continúa su formación y participa en diversos concursos y encuentros con otros profesionales de la misma disciplina. En 1977 expone en la Real Sociedad Fotográfica y en los 80 realiza nuevas exposiciones, entre las que destaca la que acogió la Fotomostra de Lérida (1983). En esta década efectúa labores de recuperación de fotografías y organiza una nueva exposición bajo el título Paisajes Furtivos, centrada en la descripción de edificios abandonados y el paisaje urbano de Navarra. Además, publica su primer libro, Fotomontaje, cartelismo y publicidad (1984).

El Museo de Arte Moderno de Oporto ofrece una muestra del fotógrafo en 1988 y en 1991 realiza la exposición 4 direcciones: fotografía contemporánea española y en 2002 lleva sus obras al Instituto Cervantes. En 2006, realiza su obra Paisaje anónimo, centrada en la descripción de edificios antiguos. Además, en 2018 expuso En el tiempo en el Museo ICO, dentro del Festival PHotoEspaña, donde recibió el Premio del Público. La exposición se mostró también en el MUN.

Entre sus obras más destacas, se encuentran Extramuros, Paisaje anónimo, Retornos, Dolientes plantas, Paisaje sin retorno y Séptimo Cielo.

noticias de noticiasdenavarra