El Conquistador del Caribe 17

El Conquistador del Caribe 17: las tretas de Seleta y las costaladas de Manu condenan a Iani y al equipo rojo

Los azules, pese a ganar la prueba de inmunidad, acaban sancionados en el fangoso campamento muy pobre

26.01.2021 | 08:46
Manu Maritxalar, con las costillas machacadas, reclamando asistencia médica.

'El Conquistador del Caribe 17', capítulo 2, vivió el aterrizaje en República Dominicana de los 3 capitanes, el impetuoso Seleta, la alegre Durana, y Manu Marichalar, bautizado por Julian Iantzi como el 'capitán lastre', cuyas constantes tomas de tierra en el juego de inmunidad castigaron no solo su maltrecho corpachón sino también las opciones de su equipo, los Yocahu. Nahia Valencia, Ester Gallardo, Jon Zabaleta, Paloma Fernández y David Lumbreras, los 5 navarros de esta edición, se mantienen en la aventura, tras la eliminación esta vez de Iani, la joven de Arrasate, víctima a su vez del juego sucio de Seleta y la consiguiente penalización al equipo azul pese a imponerse en la prueba.



Los combativos azules, los Corocote, vivieron un fatídico día pese a ser más rápidos que sus rivales en el juego de inmunidad, pero el ' gallo de Berriatua', al que sus compañeros tenían que encontrar enterrado hasta el cuello y con los ojos tapados con la premisa de quedarse quieto y no emitir ningún sonido para no facilitar su hallazgo, se apartaba el antifaz y lanzaba gemidos para que le encontraran.



Pese a cometer algún error y tener que retroceder prácticamente todo el recorrido, los azules eran capaces de quedar primeros y hacerse con la ikurriña. Pero de nada les sirvió, porque una vez revisadas las " imágenes del VAR" del programa, la organización decidía enviarles directamente al temido y enfangado campamento muy pobre y a una tensa asamblea que acababa con Caren nominada por su equipo y Iani por parte de Seleta.

Las Atabey, el equipo verde, pese a pifiarla en un primer momento al ser incapaces de orientarse con la brújula que debía llevarles hasta Durana enterrada, lograban adelantar a los rojos gracias a la destreza y el equilibrio de su capitana sobre los bambúes, virtudes precisamente de las que carece el corpulento Manu Maritxalar. Incapaz de sostenerse sobre los palos, el árbitro de boxeo dio con sus huesos en el suelo en repetidas ocasiones. En una de ellas dio con sus costillas contra una valla de madera. Dolía solo de verlo, y Marichalar, apaleado, quejicoso e indispuesto, requirió de asistencia médica. Su torpeza, además, hizo perder a los rojos, aunque gracias a la descalificación de los Corocote lograron finalmente evitar el campamento muy pobre.

Pero la desazón de Manu no acabaría ahí, porque no ganar implicaba que debía enviar a uno de sus compañeros a duelo. Eligió a Patxi, con el que ya había tenido duros enfrentamientos en la pasada edición, alegando que todavía no se sabía el resto de nombres del equipo. En el duelo de las cacatas, que este año se jugaba a ciegas, el veterano concursante eligió enfrentarse a Iani, una decisión que pudo costarle cara, ya que la de Arrasate, lejos de tener miedo a los arácnidos, confesó haber tenido varias de estas criaturas en casa e incluso lució orgullosa el tatuaje de una de ellas. Tras un duelo muy igualado, Patxi logró mantenerse en la aventura por haber conseguido dos cacatas más de Iani, que lamentaba su pronta salida, ya que participar en el programa, aseguraba, era su sueño...



noticias de noticiasdenavarra