Pamplona será la sede del 4º Congreso de la Alianza Internacional de Editores Independientes

Un centenar de profesionales de todo el mundo acudirán a la cita de la mano de Editargi

01.02.2021 | 13:27
Feria de la Edición, organizada por Editargi, en 2019 en el paseo de Sarasate.

Pamplona ha sido la ciudad escogida para alojar el 4º Congreso de la Alianza Internacional de Editores Independientes, que en 2021 cumple 20 años y reúne a 750 editores de todo el mundo en favor de la bibliodiversidad. Así, en noviembre (las fechas están aun por ajustar) la capital navarra recibirá a más de un centenar de profesionales procedentes de todo el mundo, que debatirán sobre la situación del sector en una serie de sesiones cuyo desarrollo tendría lugar en Baluarte, aunque el espacio está pendiente de negociación con el Gobierno de Navarra. La temática del encuentro girará en torno a la celebración del 20 aniversario y a la necesidad de repensar la edición independiente en el contexto de la globalización. También se hablará de ecoedición y del escenario de monopolio que generan los grandes grupos editoriales.

Esta cita llegará al territorio foral de la mano de la Asociación de Editores de Navarra (Editargi), que en esas mismas fechas estará celebrando su feria anual. Una feria que volverá a su formato original, solo con editoriales, ya que en 2020, y a causa de la pandemia, tuvo lugar un solo evento en septiembre que reunió en la Plaza del Castillo a libreros, libreros de viejo y editores. Esta vez, y si no se producen cambios inesperados, cada sector tendrá su propia feria. En junio, la Feria del Libro; en septiembre, la del Libro Antiguo, y en noviembre, la Feria de la Edición, en la que tomarán parte no solo los socios de Editargi, sino que "nuestra intención es que socios de la Alianza Internacional envíen libros", de manera que Editargi abrirá en su espacio una ventana al mundo, con títulos que mostrarán una gran diversidad de lenguas, temáticas y formatos, explica Mikel Buldain, secretario de la asociación navarra y gerente de Txalaparta.

DE CIUDAD DEL CABO A PAMPLONA


La Alianza Internacional de Editores Independientes celebra sus congresos cada seis u ocho años. El primero tuvo lugar en Dakar en 2003; el segundo, en París en 2007, y el tercero, en Ciudad del Cabo en 2014. "Entonces se abrió la convocatoria para el siguiente y nos presentamos", apunta Buldain. Entre los competidores de Pamplona figuraban Colonia (Alemania), Valencia y un par de países africanos, pero la balanza parece que se inclinó a favor de la capital navarra cuando en 2019 acudió a la Feria de la Edición, por invitación de Editargi, el editor chileno Paulo Slachevsky, responsable del área lingüística H de la Alianza, que engloba a las editoriales en castellano y en la que, por tanto, se enmarcan los editores navarros. "Ofreció algunas charlas en la feria, le llevamos a conocer la ciudad, vio Baluarte y parece que le gustó", tanto es así, que, dos meses después, "nos llamaron desde París para decirnos que Pamplona sería la sede del congreso de este año", comenta Buldain, que indica, asimismo, que tal vez "el hecho de que Txalaparta sea cofundadora de la Alianza Internacional también haya influído en alguna medida". Lo que sí quedó claro es que "buscaban una ciudad humana, no muy grande, y con servicios suficientes para poder acoger un evento de estas características".

PRESENCIAL Y VIRTUAL


Así, se prevé que en noviembre lleguen a la capital navarra más de un centenar de editores independientes. "Habitualmente, los congresos suelen reunir a unos doscientos, pero estando la situación mundial como está, en este caso seguramente serán la mitad", dice Buldain, de ahí que se vaya a retransmitir el evento vía streaming y se esté pensando en otros usos de la tecnología para dar cabida a más participantes, aunque sea de manera virtual. "Esperamos que para esas fechas los editores europeos estén vacunados, igual que los que trabajan en los países latinoamericanos ricos (Argentina, Chile, Brasil...), pero luego están Asia, Oceanía, África... Todo dependerá del nivel de vacunación en el mundo", agrega.

LOS APOYOS NECESARIOS


Montar una actividad de estas características es complicado en lo referido a la financiación y a la gestión. Por eso, Editargi espera seguir contando con el apoyo económico del Gobierno de Navarra para su feria anual, y ahora también para el congreso, "que nos gustaría celebrar en Baluarte". "Para la apertura y clausura queremos traer a representantes de todos los gremios de la cadena del libro del Estado y eso implica unas instalaciones adecuadas; Baluarte tiene espacio, servicios como cabinas de traducción y está en el centro de la ciudad", dice el gerente de Txalaparta, que también revela que a los editores navarros les gustaría celebrar su feria en la Plaza del Castillo, en lugar de en el paseo de Sarasate, pero "para eso tenemos que hablar con el Ayuntamiento".

En cuanto a otros apoyos, "cuando eligieron Pamplona como sede, escribimos al Ministerio de Cultura, desde donde nos contactó la directora general del Libro para mostrar su interés", dice Buldain. Por su parte, la Alianza Internacional de Editores Independientes tiene sus propios respaldos que proceden de diversas entidades como la ONU o el Instituto Francés del Libro, entre otras.

noticias de noticiasdenavarra