Picasso y Goya, una gran conexión más allá del arte

La Fundación Bancaja de Valencia expone hasta el 25 de julio esta ambiciosa muestra

01.04.2021 | 00:30
La mayor parte de las obras expuestas son grabados. Foto: Efe

valencia – La exposición Goya en la mirada de Picasso permite conocer la gran influencia que el pintor Francisco de Goya ejerció sobre Pablo Picasso, hacia el que sintió una conexión no solo artística, sino también espiritual y vital, a pesar de que más de un siglo separa sus obras.

La Fundación Bancaja de Valencia acoge hasta el 25 de julio esta ambiciosa muestra, en la que a través de más de 250 obras, en su mayoría grabados, se puede confrontar el trabajo de ambos pintores y observar "de forma directa cómo realmente Picasso se inspiró en Goya", de quien tomó algunas escenas prestadas.

"Vamos a tener esa conexión delante de los ojos", aseguró la comisaria de la exposición, Lola Durán, durante la presentación de la muestra, que exhibe algunas obras de Picasso nunca expuestas al público, como los libros ilustrados A los toros con Picasso (1961), Toros y Toreros (1961) y El carnet de la tauromaquia (1963).

La exposición, en la que participa la Fundación Ibercaja, se organiza en cuatro ámbitos, el primero de ellos Mirada de juventud, que recoge la producción más temprana del pintor malagueño ya inspirada por la obra de Goya, tras descubrirlo por primera vez en 1895 en una visita al Museo del Prado.

En esta parte, se enfrentan obras como El 2 de mayo de 1808 en Madrid o La lucha con los mamelucos, del pintor aragonés, con una Guerra de la Independencia de los años de juventud de Picasso, así como otras relacionadas con la tauromaquia, donde se puede constatar esa inspiración. La segunda es El sueño de la razón produce monstruos, en el que conviven grabados de Goya en su etapa madura, cuando su faceta como grabador adquiere más fuerza, con la obra gráfica de Picasso de principios de los años 30. Entre las obras, se pueden contemplar piezas de las series de Goya Los desastres de la guerra, Los disparates y Los caprichos, junto con otras de Picasso pertenecientes a las colecciones Suite Vollard y Sueño y mentira de Franco. En tercer lugar está La Tauromaquia como fiesta, un espacio con la corrida de toros como protagonista, pasión que compartían ambos artistas.

Y, por último, Goya en los textos de Picasso, que muestra el alcance del impacto del genio de Fuendetodos en la obra del malagueño, incluso en textos y poemas de los años 50.

La influencia de Goya, de cuyo nacimiento se cumplen 275 años, sobre Picasso va más allá del arte: este toma de aquel "no solo las formas y las composiciones", sino que también existe entre ellos "paralelismos biográficos, incluso personales".

"Picasso se siente reflejado en Goya, en su rebeldía, su individualismo y en ese enfrentamiento que ambos tienen frente al clasicismo", afirmó Durán, quien destacó que otra de sus conexiones es la fascinación que ambos sentían por la fiesta de los toros.