Europeo de Dinamarca

Un duro debut: "No podemos estar contentos"

Técnico/ Viver dice que "el sábado empieza de nuevo el campeonato"

04.12.2020 | 01:00
Dos jugadoras rusas evitan la internada de Nerea Pena en el partido de ayer. Foto: Efe

Rusia31

España22

RUSIA Kalinina; Nanagarova (2), Skorobogatchenko (4), Dmitrieva (4, 2p), Bobrovnikova (4), Kozhokar (4) y Makeeva (1) -equipo inicial- Sedoykina (ps), Gorshenina, Vedekhina (2), Samokhina (2), Fomina (3), Sabirova (2), Ilina (2), Maslova y Illarionova (1)

ESPAÑA Navarro; Carmen Martín (4, 3p), Mireya González (1), Ainhoa Hernández (2), Lara González (1), Alicia Fernández y Jennifer Gutiérrez (4) –equipo inicial–, Castellanos (ps), Marta López (1), Campos, Arderius, Pena (4, 1p), Sole López, Gassama (1), Almudena Rodríguez (3) y Tchaptchet (1).

Marcador cada cinco minutos 2-4, 4-7, 7-8, 8-9, 9-11 y 13-11; 16-14, 19-15, 22-17, 25-19, 28-19 y 31-22.

Árbitros Nastase y Stancu (ROU). Excluyeron por dos minutos a Makeeva y Samokhina (2) por Rusia; y a Jennifer Gutiérrez, Gassama, Almudena Rodríguez, Mireya González, Tchaptchet y Alicia Fernández por España.

Pabellón Jyske Bank Boxen de Herning.

MADRID – La selección española, con las navarras Nerea Pena y Lysa Tchaptchet en sus filas, comenzó con una dura derrota ante la potente Rusia su camino en el Europeo de Dinamarca, un partido que no fue el estreno deseado por el equipo de Carlos Viver, aunque el reto era complicado porque el combinado que dirige Ambros Martín es uno de los mejores del mundo pese a haber quedado un escalón por debajo en el pasado Mundial. Lo demostró pese a tener bajas importantes como Vyakhireva, Senn o Frolova, aunque no impuso su superioridad hasta los segundos 30 minutos, en los que mejoró mucho en defensa y supo aprovechar los errores ofensivos de las Guerreras.

España comenzó mejor que su rival, de la mano de la defensa y del acierto de Nerea Pena y desde los siete metros por parte Carmen Martín (4-7). Y aunque Rusia replicó para igualar (8-8), las Guerreras se escaparon de nuevo hasta el 8-11.

A partir de ahí, fue variando el guion del partido. Las de Ambros Martín se asentaron en defensa, comenzaron a provocar las pérdidas de las españolas, una auténtica pesadilla todo el choque (18), y cogieron la delantera en el marcador para ya no soltarla. España sobrevivió a dos exclusiones para llegar con opciones al menos al descanso (13-11).

Pero tras éste, aunque el combinado de Carlos Viver intentó seguir el fuerte ritmo de las actuales campeonas olímpicas, no lo consiguieron y las rusas consiguieron mantener a raya a su rival, con Sedoykina creciendo en la portería cuando las españolas lograban superar el muro defensivo rival.

La diferencia en el marcador se fue abriendo sin pausa y la precipitación en el intento de remontada dio paso a más pérdidas que complicaron las cosas. Rusia tampoco aflojó y se hizo con una victoria sin problemas que obliga ahora a España a no fallar mañana ante Suecia para aspirar a pasar con puntos a la segunda fase.

En cuanto a las navarras, Nerea Pena estuvo en su papel de director del juego español (4 goles, 1 de penalti) y la jovencísima Lysa Tchaptchet jugó unos pocos minutos y marcó un gol (a pase de Pena) en su estreno con las Guerreras en competición oficial.

Reacciones

El seleccionador español, Carlos Viver, se mostraba ayer decepcionado por el debut de las Guerreras en el Europeo: "No podemos estar contentos con el inicio del campeonato, sí con la primera parte, que ha estado bien, sobre todo en ataque, pero no con la segunda", apuntó en declaraciones facilitadas por la Real Federación Española de Balonmano.

El técnico catalán apuntó que, aunque a las Guerreras les costó "un poco defensivamente al inicio", en cuanto dieron con la tecla del ataque ruso estaban "a gusto", pero sufrieron "muchas inferioridades. Las exclusiones nos han perjudicado mucho: de 60 minutos, nos hemos pasamos 12 en inferioridad", comentó.

De todos modos, el técnico no escondió tampoco que "la segunda parte no fue buena. Cometimos más errores de la cuenta, nos precipitamos, la defensa se desajustó y tuvimos más problemas", se sinceró.

"En todo caso, el mensaje a las jugadores es que esto acaba de empezar y ahora tenemos dos días para el siguiente partido, para descansar y prepararlo bien. El sábado contra Suecia empieza de nuevo el campeonato para nosotros", sentenció.

noticias de noticiasdenavarra