Ciclismo para disfrutar

BTT| Casi 600 corredores participaron en las dos distancias de la decimotercera edición de la Sarriguren MTB Pamplona organizada por el club ciclista KEA

09.02.2020 | 15:25
Algunos de los participantes de la Pamplona MTB Sarrigurren, durante la salida desde la Ciudad Deportiva de Sarriguren.

600 corredores participaron en las dos distancias de la decimotercera edición de la Sarriguren MTB Pamplona.

sarriguren - Casi 600 corredores pudieron dsifrutar ayer a la mañana de la decimotercera edición de la carrera no competitiva Sarriguren MTB Pamplona. Prueba organizada por el club ciclista KEA que reunió a más de medio millar de personas que quisieron pedalear por el Valle de Egüés.

Una vez más había dos recorridos, uno largo y uno corto. Una de las peculiaridades de esta carrera es que salvo la salida y la llegada, los recorridos de las pruebas no se repiten año tras año.

El tiempo acompañó y dejó disfrutar a los 582 participantes de unas pruebas que no se caracterizaron por ser un barrizal como en otras ediciones.

La organización quedó muy satisfecha con el resultado de la prueba. "Lo primero de lo que te alegras es del día tan estupendo que nos ha salido. Pero lo que nos ha sorprendido este año es que ha habido bastantes incidentes, más de los habituales", declaró el director de la carrera, Manolo Senosiáin.

Las caídas se produjeron debido a que, según explicaron los voluntarios de asistencia, los participantes, al ser el recorrido más sencillo que en otras ocasiones bajaron más deprisa las cuestas, produciéndose así más accidentes. Casi 40 voluntarios de la DYA estuvieron por todo el recorrido y en meta para curar sobre todo raspazos.

Si algo se puede destacar de esta prueba no competitiva es la organización y el trabajo de los más de 60 voluntarios que colaboran para que todo salga lo mejor posible.

"Es de las pocas pruebas de Navarra en las que hay 22 parejas de mecánicos por todo el recorrido para ayudar a los participantes", expuso Senosiáin.

Dos horas y catorce minutos después de haber comenzado la prueba llegaba a meta el primer corredor de la distancia larga, Jon Bru Pascal, el exprofesional navarro del Euskaltel. Sandra Echevarría fue la primera mujer en llegar a meta de la distancia larga, después de 3:33 horas.

En el recorrido corto, modalidad más escogida por los participantes, fue Yeison Rojas 1:36h quien llegó el primero. Gabriela Placencia entró la primera de las féminas del recorrido corto, realizando un tiempo de 2:17 horas.

"Ha sido mi primera vez, ya conocía un poco la zona de Aranguren y me ha gustado. Es un recorrido bonito. La organización está muy bien y durante todo el reocrrido había gente", declaró Jon Mariñelarena, corredor de la distancia corta y perteneciente al club Ondalan.

Azahara Furones, participante también de la distancia corta, quiso destacar que a pesar de ser una marcha no competitiva "te pones un dorsal y das lo mejor de ti".

La diversión no se acababa con la llegada a meta, sino que a los participantes les esperaban regalos de un sorteo realizado entre todos los dorsales participantes. También podían disfrutar comiendo y bebiendo con los participantes y darse un masaje.

Los premios que repartieron fueron donados por las tiendas de bicis de Pamplona, a quien la organización quiso agradecer su ayuda, al igual que a los patrocinadores Tangori, Gazpi, DIARIO DE NOTICIAS, Cenor, Caixa Bank y el Ayuntamiento del Valle de Egüés.