Trentin gana en solitario antes de la traca final

17ª Etapa | el italiano fue el mejor en la numerosa fuga del día y da la cuarta victoria al Mitchelton

09.02.2020 | 21:20
Trentin, con su maillot azul y blanco de campeón de Europa, celebra el triunfo en la etapa tras una exhibición de poderío por parte del italiano.

Pamplona - Como se esperaba antes de que se iniciase la etapa de ayer, una gran fuga se jugó el triunfo en la jornada que precedió a las tres batallas en los alpes que comienzan hoy. Matteo Trentin fue el mejor entre los escapados y logró su tercer triunfo parcial en la carrera francesa. Kasper Asgreen y el campeón olímpico Greg van Avermaet completaron el podio de una jornada en la que no hubo novedades entre los hombres de la clasificación general.

El primer corte, formado por Thomas de Gendt al inicio de la jornada fue el que, a la postre, se jugó el triunfo final en la línea de meta de Gap. 34 corredores, entre los que destacaban consagrados clasicómanos del pelotón internacional, compusieron el numeroso grupo.

En el pelotón, Arkéa-Samsic y Total-Direct Energie -sin representación en la fuga- se organizaron para intentar colocar a algún corredor en el grupo delantero. Sin fortuna para aprovechar una de sus últimas oportunidades en la carrera, ambos conjuntos franceses tienen todos los números para acabar el Tour sin su cotizada victoria parcial.

La escapada del día, siempre a un ritmo vivo, aumentó continuamente la distancia con el grupo del líder. Sin ningún corredor cerca de los primeros puestos de la general en fuga, el pelotón pisó la linea de meta a más de 20 minutos del vencedor.

A falta de 30 kilómetros para la llegada comenzaron los escarceos entre los 34 de cabeza. Finalmente, el poderío de algunos corredores en el llano hizo que el grupo se partiese en dos. Diez hombres adelante, entre los que figuraba el corredor de Ormaiztegi Gorka Izagirre.

Sin embargo, ya en los relevos para distanciar al grupo perseguidor, Ma-tteo Trentin se mostró superior a sus compañeros de fuga y demarró antes de las primeras rampas del último puerto, de tercera categoría (5,2 km al 5,4%), que se coronaba a poco más de 10 kilómetros para la llegada. El francés Perichon (Cofidis) intentó, sin éxito, dar caza al campeón de Europa y poco después, Kasper Asgreen (Deceuninck) corrió similar fortuna.

Con una renta relativamente cómoda, Trentin descendió y rodó con fuerza para imponerse en solitario en la capital del departamento de los Altos Alpes. "Había viento de frente en la subida, sufrí como un perro pero mereció la pena. Me la jugué a un todo o nada y salió bien", argumentó el vencedor de la etapa al término de la misma.

Asgreen llegó a 35 segundos del ganador y Van Avermaet, que encabezó el esprint por la tercera plaza, lo hizo a 41 del corredor del Mitchelton. Gorka Izagirre, que finalizó en ese mismo grupo, ocupó la sexta plaza de la etapa.

Por detrás, poca guerra se libró antes de las esperadas jornadas alpinas que empiezan hoy con la subida al mítico Galibier -que se ascenderá en esta ocasión por la vertiente del Lautaret, con 23 kilómetros de ascensión al 5,1% de pendiente media-. En un pelotón que comandó el conjunto Deceuninck-Quick Step, los favoritos se tomaron un respiro necesario antes de la etapa reina de mañana.

Luke Rowe (Ineos) y Tony Martin (Jumbo) se enzarzaron, con poca clase por parte de ambos, a malos gestos en la subida al último puerto de la jornada. Los dos fueron los protagonistas de un numerito que, a partir de hoy, deberían dar únicamente en lo deportivo sus respectivos líderes en la carrera.