Eusebio Unzué: "Con Valverde no hay 'sudokus', convierte cada carrera en un objetivo"

"Es prematuro, pero Alejandro es el primero que no ha descartado seguir hasta 2022", apunta el manager de Movistar

07.05.2020 | 10:02
Eusebio Unzúe, mánager general del Movistar Team, junto al ciclista del equipo telefónico Alejandro Valverde

El mánager general del Movistar Team, el navarro Eusebio Unzué, afirmó que con su líder Alejandro Valverde no existen 'sudokus' para confeccionar su calendario en este año, en el que competirá en Tour, Mundial y Vuelta a España, y no descartó que el aplazamiento de las carreras por la COVID-19 permita alargar su carrera hasta 2022.

"Los 'sudokus' con Alejandro son poco complicados. Con él tienes la suerte de que, vayas donde vayas, puedes convertir cualquier carrera en un objetivo. Este año podría hacer perfectamente Tour y Vuelta, alguna de sus clásicas habituales y el Mundial. Si sigue en la tónica de estos años no tiene ningún tipo de limitación para ponerse objetivos", manifestó en una entrevista para Europa Press.

Eusebio Unzué señaló que el ex campeón del mundo es un 'rara avis' que tiene la capacidad de "relativizar las cosas y convertir los problemas, en oportunidades", en alusión a la actual crisis sanitaria por el coronavirus.

"El hecho de tener una temporada donde va a poder hacer 50 días de competición, lejos de convertirlo en algo negativo le ha hecho replantearse ese final de su carrera deportiva, previsto para la próxima temporada del 21", dijo.

De esta forma, el corredor murciano está valorando que, al haber tenido un menor desgaste en este 2020 por el aplazamiento de gran parte del calendario, "pueda convertirse en el motivo para prolongar un año más". "¿Seguir en 2022? Él es el primero que no lo ha descartado. Es prematuro, pero deja bien claro cómo convierte en algo positivo una situación tan dramática como la que está pasando", indicó Unzué.

Ningún corredor del Movistar masculino ni femenino, tampoco los miembros del cuerpo técnico han padecido el coronavirus. "Ha sido una situación difícil por toda esa incertidumbre porque todos hemos ido descubriendo el drama conforme pasaban los días. Este fin de semana a muchos corredores les ha cambiado la perspectiva de corto y medio plazo, porque pueden salir a correr y ya tenemos un probable calendario que nos hace ver el futuro con más optimismo", reseñó.

Este tiempo de confinamiento ha acelerado, según él, la transición tecnológica en un deporte acostumbrado a los planes de entrenamiento, potenciómetros, sistemas de comunicación ('pinganillos'), túnel del viento y la aplicación del Big Data para la mejora.

"Se ha hecho bueno, como en cualquier desgracia, que descubres partes positivas. A la idea que ya teníamos del teletrabajo, las videoconferencias se han convertido en un arma para facilitar el paso de estos días. Todos estos sistemas de comunicación nos han ayudado para poder seguir trabajando como si los tuvieses enfrente", indicó.

Así cada jueves se celebra una multiconferencia en la que participan entre 50 y 70 personas entre técnicos, médicos, nutricionistas y corredores para analizar el desarrollo de la semana y los planes para la siguiente.

"Ha habido días en que los médicos marcaban las pautas, otros los nutricionistas, preparadores ... Hemos podido compartir esos momentos difíciles, donde ha tocado escuchar las dificultades de todo el mundo y de nuestro deporte con la esperanza de que ese esfuerzo de entrenar cada día en casa nos permitiera volver a la carretera, algo que parece más cerca y esperemos que se convierta en una realidad a partir del 1 de agosto", deseó.

En el recuerdo cercano queda aquel anuncio del Movistar de renunciar a las carreras a principios de marzo, algo de una semana antes de que el Giobierno decretara el estado de alarma por la expansión del coronavirus.

"Nos hemos olvidado, pero fuimos de esos pocos equipos que renunciamos a ir a la París-Niza. Lo hicimos el 5 de marzo por el carácter que estaba adquiriendo la dichosa pandemia. Al principio pudo ser duro, pero el tiempo ha demostrado que fue una gran decisión. Espero que hayamos contribuido a la buena causa de no contagiarnos y de no haber sido foco de contagio", subrayó.