Sergio García da el triunfo al Espanyol

victoria el conjunto catalán dominó el partido ante un levante que fue de más a menos

07.02.2020 | 07:04

Espanyol1

Levante0

ESPANYOL Diego López; Javi López, David López, Hermoso, Dídac Vilà; Granero, Marc Roca, Darder (Víctor Sánchez, min.77); Baptistao, Sergio García (Piatti, min.71) y Borja Iglesias (Hernán Pérez, min.84).

LEVANTE Oier; Pedro López, Rober Pier, Chema (Postigo, min.62), Luna; Jason (Rochina, min.83), Bardhi, Campaña, Morales; Roger y Boateng (Borja Mayoral, min.64).

Gol 1-0 min.52 Sergio García.

Árbitro Undiano Mallenco (comité navarro). Amonestó a Chema (min.60), Dídac (min.93) y a Luna (min.94).

Estadio RCDE Stadium. 18.627 espectadores.

BARCELONA - El Espanyol firmó la segunda victoria de la temporada contra el Levante en el RCDE Stadium con un gol de Sergio García tras el descanso, un premio a su mayor dominio e insistencia ante un rival que fue de más a menos y que dispuso de pocas oportunidades de gol.

El anfitrión se adueñó del pulso. Aunque sin puntería, probaba con tiros lejanos y balones desde las bandas. Los de Paco López tenían problemas para salir de su campo.

A la media hora, justo antes de la pausa de hidratación, Borja Iglesias tuvo la mejor oportunidad del encuentro. Oier, de todos modos, desmontó la doble ocasión del ariete gallego. El primer tiro fue directo al portero y el segundo salió desviado. El Espanyol buscaba el premio con insistencia.

Los pericos mandaban en el verde, pero el Levante no estaba desaparecido. Su primer aviso llegó en el minuto 43, con un disparo de Jason tras un centro de Roger. El latigazo se fue pegado a la base del poste derecho. No hubo más sorpresas antes del descanso en el RCDE Stadium.

En la reanudación, el cuadro valenciano amenazó pronto a los locales con un disparo de Morales, tras recortar a su defensor que Diego López atrapó sin problemas.

Pese a todo, en el mejor momento del Levante resurgió el Espanyol. Sergio García firmó el 1-0 en el minuto 52 al colocar a la perfección un pase de Borja Iglesias.

Los de Paco López mostraron hambre y garra, pero no alteraron el luminoso. - Efe