Golpe rojillo a la liga

sentencia  el promesas derrota a la peña sport en una gran segunda parte

08.02.2020 | 18:49
Mikel Yoldi, muy activo durante todo el encuentro, intenta zafarse del defensor Héctor Urdíroz.

Osasuna B2

Peña Sport0

OSASUNA PROMESAS Álvarez, Goñi, Endika, Javi Lizarraga, Berruezo, Moncayola, Lorea (Muro, m.80), Hualde (Domingo, m.88), Barbero, Pablo Lizarraga, Yoldi (Santafé, m.84).

PEÑA SPORT Calvo, Artaso, De Frutos, Perujo, Urdíroz, Azkue, Kevin (Ganuza, m.57), Barace (Lizarraga, m.57), Mendes, Ilintxeta (Flamarique, m.67), Úriz.

Goles 1-0, m.56: Berruezo. 2-0, m.65: Hualde.

Árbitro Joseba Gondán, asistido por Domínguez y Crespo. Amonestó al local Hualde y a los visitantes De Frutos, Lizarraga, Ilintxeta Azkue, Úriz y Barace.

Estadio Instalaciones deportivas de Tajonar. Unos 800 espectadores.

pamplona - Osasuna Promesas dio un golpe encima de la mesa con un triunfo autoritario ante la Peña Sport (2-0) gracias a los goles de Berruezo y Hualde, ambos en la segunda mitad. La victoria le permite al conjunto de Santi Castillejo aumentar la distancia con el equipo tafallés, segundo clasificado, a ocho puntos y dejar así la liga vista para sentencia.

En Tajonar se respiraba ambiente de partido grande. Los rojillos llegaban en una gran racha de resultados y juego y enfrente estaba el siempre peligroso equipo de Tafalla, que quería reabrir la disputa por el liderato. El encuentro comenzó con mucha intensidad, nervios y, por tanto, imprecisiones. La primera ocasión llegó en el minuto 10, con un cabezazo de Barbero a centro de Endika que atrapó Calvo sin dificultad. Ese sería el primer y único disparo a puerta de una primera mitad que estuvo dominada por los rojillos, que fueron superiores pero no lograron desarbolar el entramado defensivo planeado por Igotz Garde.

La segunda mitad fue rojilla de principio a fin. Los locales subieron la intensidad y acorralaron al conjunto tafallés hasta que llegó el gol en el minuto 56. Moncayola pone un preciso centro desde la derecha y Berruezo, llegando desde atrás con una inercia imparable, empuja el balón al fondo de las mallas con gran testarazo. El gol rompió el orden defensivo de la Peña Sport, que se vio obligada a tomar riesgos en pos de lograr la igualada. Osasuna olió la sangre y, en vez de intentar asegurar el resultado, fue a rematar el partido. En el 64, Barbero tuvo un mano a mano tras pase al hueco magistral de Yoldi que atajó providencialmente Íñigo Calvo. Un minuto después, los locales sentenciaron con un gol de Hualde, que cazó dentro del área un rechace de un defensor azul tras disparo de Mikel Yoldi y marcó.

Tras los dos goles, el ritmo del partido descendió. Los de Santi Castillejo mantenían la posesión del esférico sin dar opción a los visitantes de crear peligro. La ocasión más clara fue un mano a mano de Yoldi con Calvo que frustró el guardameta de la Peña Sport.

El filial rojillo sale reforzado con el triunfo. Juego y resultados acompañan ahora a un equipo que ha ido en línea ascendente desde el comienzo de la campaña hasta convertirse en un rival temible, que controla los partidos y tiene argumentos ofensivos de sobra para lograr el gol. Los tres puntos, además, suponen que el conjunto rojillo, salvo debacle, se asegura el liderato del grupo XV de Tercera División.

Lo último Lo más leído