Llorente y el VAR deciden

intenso | la sala da por bueno el tanto del riojano que clasifica al tottenham y en el descuento anula el de sterling que volteaba la eliminatoria

09.02.2020 | 05:18
Llorente y Son celebran el gol de la clasificación.

Manchester City4

Tottenham3

MANCHESTER CIY Ederson; Walker, Laporte, Kompany, Mendy (Sané, m.84); Gundogan, D.Silva (Fernandinho, m.63), De Bruyne; Bernardo, Sterling y Agüero.

TOTTENHAM Lloris; Trippier, Vertonghen, Alderweireld, Rose (Davinson, m.90); Wanyama, Sissoko (Llorente, m.41), Eriksen; Alli, Son y Moura (Davies, m.82).

Goles 1-0, m.4: Sterling. 1-1, m.7: Son. 1-2, m.10: Son. 2-2, m.11: Bernardo. 3-2, m.21: Sterling. 4-2, m.63: Agüero. 4-3, m.73: Llorente.

Árbitro Cuneyt Çakir (TUR) amonestó a Sissoko (m.41), Son (m.48) Rose (m.53) y Wanyama (m.77) por parte de los visitantes.

Estadio Etihad Stadium.

LONDRES - Una pérdida de la razón, un sentimiento de miedo, veinte minutos de locura, dos decisiones del VAR y un gol con el muslo de Fernando Llorente terminaron con el Tottenham Hotspur camino de las semifinales de la Liga de Campeones por encima del Manchester City, que ganó 4-3, pero cayó por el valor doble de los goles fuera de casa (4-4 en el global).

Un 4-3 en el Etihad Stadium que reflejó a dos equipos saliendo a tumba abierta, con miedo a perder, pero sin miedo a fallar y con las figuras de Raheem Sterling y Heung-min Son marcando diferencias, en un partido que acabó con el equipo del argentino Mauricio Pochettino en la semifinal de la Champions, en la que se medirá al Ajax de Amsterdam,

Durante veinte minutos, el Etihad Stadium asistió a los instantes de fútbol más puro en años. Dos equipos que no pensaban en el marcador, que no se fijaban en lo hecho o en lo que quedaba por hacer. Jugaron, se equivocaron y se sucedió un torrente de goles. Hasta cinco (3-2).

El City seguía fuera, pero estaba más dentro que nunca. Conscientes de esto, el partido se enfrío. No hacía falta más enajenación, quedaban muchos minutos por delante para sopesar qué hacer. Sissoko se lesionó y en su lugar entró Fernando Llorente, fijando a los centrales del City con una referencia arriba. Otra locura decisiva de Pochettino. El español tuvo una en los segundos 45 minutos, con un remate de cabeza picado que escupió Ederson.

La ocasión de Llorente llegó después de que Lloris salvase a los suyos con un par de paradas de mérito que no disolvían el hecho de que el City ya se estaba comiendo al Tottenham.

La ocasión de Llorente llegó justo antes de que Agüero voltease a los Spurs.

Le quedaba media hora al Tottenham y sin volverse locos, encontraron la forma de dañar al cómodo City a balón parado. Llorente, la locura en forma de cambio de Pochettino, remató con el muslo en el primer palo un envío de Trippier y metió al Tottenham en semifinales. Ni el paso por el VAR, donde se revisó la posibilidad de una posible mano del español, empañó la gran gesta del equipo de Pochettino, quien durante instantes lo vio todo perdido.

Sterling, en un gran error de Eriksen, metió el 5-3 a falta de un minuto. Todo el Etihad lo celebró, Guardiola estalló y sólo una repetición hizo replantearse todo. Un toque de Bernardo hacia Agüero metía al argentino en fuera de juego antes del último pase a Sterling. Gol anulado y el City, eliminado. - Efe